oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


-
¿A dónde están las mujeres argentinas? MC900431561[1]
-
Bienvenido a la Diócesis Dr. Lafferriere  MC900431561[1]
-
Temas de hoy MC900431561[1]
-
“Cristo está vivo en mí y lo anuncio” MC900431561[1]
-
“Seguidores de la Luz” MC900431561[1]
                                                                                             

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

drasilvana.jpg

 

carilo web.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

edss.gif

walsh3.gif

 

 

 

De la vida diaria

 

¿Puede acaso una madre olvidarse de su niño hasta dejar de enternecerse por el hijo de su vientre? Aunque hubiera una madre que se olvidara, yo nunca me olvidaré de ti”, dice el Señor. Isaías 49, 15

 

¿A dónde están las mujeres argentinas?

 

Se viene la reforma del Código de Derecho Civil y surgen tantos temas e inquietudes, que es bueno hacer un alto y dedicar unos minutos a informarnos para tener una mayor precisión en nuestras acciones.

 

Hace unos días, después de que no funcionara por un prolongado periodo el servicio de subtes, los medios veían sorprendidos que no haya habido un estallido de la gente.

Parecería que los argentinos somos un pueblo muy sumiso. Tal vez por eso, tampoco hubo grandes manifestaciones cuando, por primera vez, se inscribió en el Registro Civil a un bebé con dos papás.

“Tobías, de tres semanas de vida, fue anotado en su libreta de nacimiento como hijo de Carlos y Alejandro. De este modo, la Argentina se convierte en el primer país que reconoce la figura de la co-paternidad en el mundo”, informaban los diarios, señalando con frialdad, que el método utilizado había sido el de madre sustituta. ¿A dónde están las mujeres argentinas que no se han manifestado?

 

Prefiero pensar que la falta de formación e información y que un estado de sumisión de los argentinos son la explicación de que no haya habido grandes reacciones, sobre todo del sector femenino y que, entonces, “no” es voluntad del pueblo argentino que se pueda jugar de esa manera con un niño y que se utilice de esa forma a una mujer, sea de la condición que sea y viva en el país que viva. Me preocupa que estos hechos sean amparados por las leyes de nuestro país.

 

Convivimos en la Argentina personas, no solamente de nacionalidades distintas, sino de criterios y estilos y situaciones de vida muy, muy diferentes; y Cristo en su Iglesia tiene un lugar para cada uno. Y nos pide que nos respetemos y nos amemos como Él lo hizo, al punto de que todos seamos uno. Respeto y amor por el prójimo, respeto por los derechos de cada uno, son claves para lograr lo que el Señor nos remarca y para garantizar una convivencia en paz. Para garantizar que la sociedad que “viene”, que ya no será igual a la anterior, sea construida por una ciudadanía, aunque culturalmente diversa, unida, en la que todos nos enriqueceremos con el aporte de cada uno.

 

Gracias a Dios, en este camino, una de las voces que viene bregando para ayudarnos a ver más claramente es la de la Iglesia, a través de nuestros Obispos.

En la última Asamblea Plenaria de este año, la n° 103, nos dejan el Documento: REFLEXIONES Y APORTES SOBRE ALGUNOS TEMAS VINCULADOS A LA REFORMA DEL CÓDIGO CIVIL. Allí por ejemplo, sobre el tema que nos atañe, en el punto 8 expresan:

PROTEGER Y DIGNIFICAR A LA MUJER

“Reconocemos con satisfacción que hay un esfuerzo en el Anteproyecto por atender con delicadeza a la protección de los derechos de la mujer. Pero al mismo tiempo, resulta agraviante a la dignidad de las mujeres y de los niños la posibilidad de la existencia del alquiler de vientres, denominado eufemísticamente maternidad subrogada o gestación por sustitución.

 

La regulación de la maternidad subrogada no ha surgido de un reclamo social ni es consistente con las tradiciones jurídicas, principios, valores y costumbres del pueblo argentino, que hasta hoy considera nulo a este tipo de contrato por la inmoralidad de su objeto. El “alquiler de vientres” degrada a la mujer gestante, arriesga crear más desigualdad por la explotación para estos fines de mujeres pobres, y desconoce el profundo vínculo psicológico que se establece entre ella y el niño al que da a luz”.

 

Este Documento y la Reforma del Código de Derecho Civil requieren muchas horas de estudio y reflexión de parte nuestra. Para quienes estén interesados, el Decanato de Haedo ha organizado un Encuentro abierto a la participación de toda la Diócesis.

El mismo contará con la exposición del Dr. Jorge Nicolás Lafferriere, Director del Centro de Bioética, Persona y Familia, quién colaboró estrechamente con los Obispos en la elaboración del mencionado Escrito:

 

 

 

up

 

 

 

Decanato de Haedo

 

Para agendar

 

Bienvenido a la Diócesis
Dr. Lafferriere

 

Reforma del Código de Derecho Civil

 

El próximo 27 de septiembre, a las 20.00 hs., el Dr. Jorge Nicolás Lafferriere
dará una conferencia sobre el tema, en la Parroquia Santiago Apóstol
y San Carlos Borromeo. (
AMÉRICA 735 – HAEDO)

 

laferriere.jpg
 
El Dr. Lafferriere tuvo a su cargo la elaboración del borrador del
Documento de la Conferencia Episcopal Argentina “Reflexiones
y aportes sobre algunos temas vinculados a la reforma del
Código Civil”. En la foto, expone ante el Senado de la Nación
con ocasión de la Jornada de Debate de los proyectos de ley
sobre muerte digna, el 27 de septiembre de 2011.

 

La jornada es abierta a toda la Diócesis.

 

 

up

 

--------------------------------------------------------------------------

 

 

 

Reflexionamos juntos

 
TEMAS  DE  HOY

 

Permítanme que empiece con una pequeña anécdota personal.

Hace poco fui a hacerme un estudio médico, y, al retirar el informe, me encontré con esta sorpresa.

Primero lo usual, nombre, edad, domicilio, etc.

Después dice “género”.

Y el médico escribió y firmó la respuesta: “hembra”.

O sea que, peinando ya muchas canas, descubro que no soy una mujer, sino una hembra como la gata o la perra.

En un sentido es cierto que, por ser mujer, soy la hembra de la especie humana. Pero no soy sólo eso, como la gata o la perra son las hembras de su especie.

Soy una mujer, un ser sexuado, pensante, dotado de discernimiento, de voluntad, de libertad.

Haberme llamado “hembra” significa reducir mi sexualidad de mujer a la genitalidad que compartimos con los animales.

 

En esto que parece un juego de palabras, se juega una realidad muy seria: La negación de la sexualidad.

Si bien es cierto que “se ha buscado responder a una realidad que presenta sus reclamos”, como dicen los Obispos en la Declaración del 16 de mayo próximo pasado, no es menos cierto que “se niega de esta manera el dato biológico objetivo como elemento primario en una legislación sobre el tema de la identidad sexual.” (sic)

Quién no ha oído alguna vez la pregunta siempre repetida frente a la ecografía de una mujer embarazada: “¿Y doctor, qué es…?”.

Pregunta de respuesta obvia: Si tiene determinados órganos es varón, si no los tiene, es mujer.

Dos sexos.

Varón y mujer.

 

Por eso, hablar de “matrimonio gay” es una contradicción en sí misma. El matrimonio, es la unión de un varón con una mujer, de la que se sigue la procreación. Si pensamos solo un momento en un mundo del que desapareciera la posibilidad de procreación, estaríamos frente a un mundo condenado a desaparecer.

La expresión correcta es “unión gay”, que tiene sus propios recursos jurídicos. Pero se insiste en lo de “matrimonio gay” apuntando al reclamo siguiente: la adopción por parejas de un mismo sexo, dos papás, o dos mamás.

 

El tema de la Identidad de Género da por supuesto que la sexualidad es una elección, una construcción cultural, una decisión personal.

Y no es así. Hay datos de la naturaleza que no dejan lugar a las opciones.

Si nací en la Argentina, en el siglo XX, es imposible armar una construcción cultural por la cual trasladar ese dato a la Inglaterra del Medioevo, o al Egipto de Nefertiti. No puedo elegir nacer en otro lugar distinto del que nací. Frente a esa realidad incontestable, sólo queda aceptarla y buscar la madurez en su aceptación.

 

La educación sexual debe estar orientada, desde la infancia, a valorar, respetar, reconocer la riqueza de la sexualidad, que incluye su aceptación en el camino de madurez de la propia vida.

Es un error gravísimo suponer que debe dejarse librada a la manipulación la identidad sexual de los chicos, incluso en contra de la voluntad de los padres.

Esto no significa cerrar los ojos a la realidad de las personas que sufren problemas con su sexualidad o que buscan definirla de manera personal. Siento por ellos un profundo respeto, y la más sincera comprensión por las dificultades en el camino de su descubrimiento y realización personal.

Pero aún y así, creo en los datos objetivos de los que aquí hablo.

 

Y una breve acotación. Estamos en un mundo que defiende la ecología, que va tomando lentamente conciencia de la necesidad de defender la naturaleza. Sin embargo, defendemos la fauna, la flora, el clima… y no podemos reconocer la naturaleza humana en su realidad esencial.

 

La ley debe tratar todo reclamo dentro de un orden jurídico adecuado y con las garantías que la situación merece. Pero la ley no puede soslayar ni rechazar los datos concretos de la naturaleza humana.

 

Sería bueno que nos interiorizáramos bien en el tema, ya que la ley no solo será tal en lenguaje jurídico, sino que va a impregnar nuestra vida toda, incluyendo lo que se les enseñe a nuestros hijos en las escuelas.

Como yo, que peinando ya muchas canas, tuve que “aprender” que ya no soy más una mujer, soy una “hembra…” Y me rebelo profundamente contra esta nueva forma de definirme.

Soy mujer. Lo fui, lo soy, y lo seguiré siendo, mal que le pese al médico que firmó el informe.

 

 

Elena Scasso

 

 

up

 

 

 

 

 

octubremision.jpg

 

Equipo de Animación Misionera

 

Asamblea Diocesana para la Misión Permanente

 

“Cristo está vivo en mí y lo anuncio

 

Queridos Hermanos.

Se viene la ASAMBLEA DIOCESANA DE MISIÓN, donde esperamos contar con la presencia de todos ustedes, en especial, de los que participaron en el Primer Congreso Misionero de la Diócesis.

 

El lema del Encuentro es "Cristo está vivo en mí y lo anuncio" y está pensando para el 22 de setiembre.

Con el fin de ir "calentando nuestros corazones" queremos simbolizar nuestro lema con una mano en el pecho y con la otra señalando hacia adelante, significando: Cristo está vivo en mí y lo anuncio.

 

Para mayores informes:

4452-3175

 

misioneros.jpg

 

 

up

 

 

escuelaperiodismoban.jpg

 



Parroquia Santa Marta

Av. Gdor. Vergara 1067, Villa Tesei

 

"Somos Iglesia, somos familia; Dios es el árbol, nosotros sus ramas;
 juntos podemos dar mucho fruto".

 

Grupo misionero
“Seguidores de la Luz”

 

En junio del 2010 nació el grupo misionero “Seguidores de la Luz” cuya principal misión es dar a conocer la Palabra de Jesús y llevarla a la práctica.

Analía y Marta (integrantes de la Legión de María), son quienes hoy coordinan el grupo del que forman parte chicos, jóvenes y adultos, que concurren los primeros y terceros sábados de cada mes al SUM del colegio “Santa Marta” para compartir un momento juntos, para escuchar lo que predicó Jesús, conocerse entre ellos y participar de la celebración de la Misa de las 19.00 hs., en la Parroquia.

 

sanmarta1.jpg

 

El grupito basa todas las actividades en el amor y la humildad, el amor en todas las cosas que se hacen, el amor que luego cada uno lleva a su hogar, el amor que podemos dar a los demás.

 

Las actividades realizadas por el grupo misionero han sido muy variadas:

 

Grupo de canto en la Parroquia Santa Marta, Pesebre viviente, festejos del Día del Niño, convivencias en el campito con el grupito solo y con las familias, Misión por las calles de la comunidad llevando imágenes de la Virgen, participación en el festejo del Día del Niño en el Hospital Posadas, participación en retiros espirituales.

 

sanmarta2.jpg

La convivencia del Domingo 1 de julio (fotos), fue realmente maravillosa, Dios y la Virgencita nos dieron un día hermoso. Ese día se puede resumir en la frase del souvenir:

"Somos Iglesia, Somos familia; Dios es el árbol, nosotros sus ramas, juntos podemos dar mucho fruto".

 

santamarta4.jpg

Todos los que quieran pueden venir a formar parte de este hermoso grupo, que deseamos de todo corazón, crezca cada vez más y que podamos ser una gran familia en Jesús, María y José. ¡Qué así sea!

Analía y Marta

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ