oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal -
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Muerte digna e identidad de género
MC900431561[1]
-
Anteproyecto de Reforma del Código Civil (recomendado) MC900431561[1]
- Nombramientos: Administrador parroquial de Santa Rosa de Lima y Capellán del Hospital de Morón MC900431561[1]

                     

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

drasilvana.jpg

 

carilo web.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 

 

Conferencia Episcopal Argentina

 

Muerte digna e identidad de género

Declaración de la Comisión Ejecutiva

de la Conferencia Episcopal Argentina

 

Ante la reciente aprobación por el Congreso de la Nación de las leyes de Muerte Digna e Identidad de Género, hemos creído oportuno expresar, especialmente a nuestros fieles pero también a la opinión pública, el pensamiento de la Comisión Ejecutiva del Episcopado Argentino sobre estos temas.

 

1- En la llamada ley de Muerte Digna creemos que se ha avanzado en aspectos referidos a la proporcionalidad de los medios a utilizar en enfermos terminales, que eviten un encarnizamiento terapéutico. Mantener una vida con medios artificiales no siempre es moralmente obligatorio. Es destacable, también, la importancia dada a la voluntad del paciente y de sus familiares, como parte de los derechos personalísimos del enfermo. El rechazo de estos medios artificiales no sólo es válido, puede ser recomendable. Valoramos, por otra parte, la prohibición de la eutanasia.

 

Lamentamos, sin embargo, que entre estos medios se haya incluido el posible rechazo de la “hidratación y alimentación”, como si fueran medios desproporcionados, siendo, por el contrario, un acto humanitario que hace a una muerte digna. Su privación, en cambio, sería una eutanasia pasiva.

 

2 - Respecto a la ley de Identidad de Género, si bien se ha buscado responder a una realidad que presenta sus reclamos, no se ha tenido en cuenta el significado objetivo del dato biológico como elemento primario en una legislación sobre el tema de identidad sexual. La diversidad sexual no depende sólo de una decisión o construcción cultural, sino que tiene su raíz en un dato de la naturaleza humana que presenta su propio lenguaje y significado. Desconocer el valor y el alcance de este hecho debilita el sentido de la sexualidad que, en su diversidad y complementariedad, debe orientar tanto la vida de las personas como la tarea educativa y legislativa.

 

La necesaria educación sexual debe estar orientada, desde la infancia, a valorar el sentido y la riqueza de la sexualidad. Consideramos muy grave que la ley permita manipular la identidad sexual de los niños y dañarla de modo, tal vez irreversible e incluso en contra de la voluntad de sus padres.

 

Estas afirmaciones no significan desconocer la realidad de personas que sufren por estos motivos. La ley, en cuanto ordenamiento de la comunidad, debe tratar todo reclamo en el marco jurídico adecuado y con las garantías que ello implica. Pero, dejar el tema de la identidad sexual a un libre sentir o decisión de la persona, no corresponde a la certeza jurídica que debe ofrecer una legislación a la sociedad. La naturaleza no limita, en este caso, los derechos de la persona, sino que muestra con su lenguaje el sentido de la sexualidad como un principio que debe orientar tanto la educación como el contenido de las leyes de una comunidad.

 

3 – En ambos casos es importante que se respete el derecho a la objeción de conciencia, de quienes vean afectadas sus sinceras y profundas convicciones éticas por la obligación de aplicar estas leyes.

 

4 - Hemos creído conveniente expresar nuestro juicio y reflexión con el debido respeto y como un servicio, en orden a colaborar “e iluminar la aplicación de la razón al descubrimiento de principios morales objetivos” (Benedicto XVI, discurso en Westminster

Hall, 17/9/2010), que actúan como fuente de toda normativa justa.

 

Buenos Aires, 16 de mayo de 2012

 

Mons. José María Arancedo

Mons. Virginio Bresanelli

Mons. Mario Cargnello

Mons. Enrique Eguía

 

 

 

up

 

 

------------------------------------------------------------------------------

 

 

 

Anteproyecto de Reforma del Código Civil

 

 

Aportes del Movimiento Puente

 

El Código Civil incide directa y fuertemente en la vida de todos los argentinos.

Por eso, es necesario un amplio debate antes de reformarlo y es sumamente importante que los Laicos nos informemos y formemos, para saber dar con fundamento, respuestas claras y contundentes que defiendan el valor de la vida, la familia y la dignidad de la persona.

 

Presentación del Anteproyecto de Reforma del Código Civil.

 

Compartiremos algunos aportes sobre estos temas, que la Sra. Alina Saumench nos ha alcanzado desde el Movimiento Puente.

El primero es del Dr. Roberto Mendenson, quien resalta dos puntos:

 

- La necesidad del reconocimiento del comienzo de la vida humana desde la concepción y su necesaria protección jurídica.                                   

 

- La valoración de la familia fundada sobre el matrimonio, como relación estable del varón y la mujer y ámbito primero en la educación de los niños.

 

Las leyes son necesarias para la buena vida social. No es cierto que las leyes puedan abstenerse de consideraciones morales, porque ellas dicen cuáles conductas la sociedad considera valiosas para alentarlas y protegerlas o malas, para prohibirlas y castigarlas. No hay leyes moralmente neutras. Por eso, los diputados y senadores no pueden limitarse a constatar que algo existe o puede existir para darle legalidad, sin un previo juicio de valor. En la vida cotidiana se ven conductas perjudiciales al bien común que deben ser reprobadas y no convalidadas, por el sólo hecho de que algunas personas las lleven a cabo.

 

La vida tiene un valor único e irrepetible, independientemente de cómo sea la concepción.

 

El Anteproyecto discrimina injustamente a algunos seres humanos en estado embrionario: algunos son considerados personas (los concebidos en el seno materno y los ya implantados en él) mientras que otros no son considerados personas (los concebidos fuera del seno materno, antes de su implantación) que quedan en un estado de absoluta desprotección, expuestos a la comercialización, industrialización, destrucción, experimentación, etc.

 

 

El Anteproyecto permite el uso de técnicas de fecundación artificial que con frecuencia usan mecanismos de selección de embriones con descarte de los demás. Los embriones sobrantes podrían ser objeto de compra y venta para experimentación o utilización en productos industriales. No hay mecanismos que eviten esto en el Anteproyecto. Y niega a los niños concebidos mediante las técnicas de fecundación artificial el conocer su origen biológico, mientras que sí se lo permite los demás niños. Es discriminatorio y se anula el derecho a la identidad de algunos niños. Si bien la Iglesia rechaza fomentar estas técnicas por las razones mencionadas, en caso de que se permitan o se conciba por estos medios, el ser humano así concebido tiene que tener igual dignidad y derechos que cualquier otro. Países que permiten la fecundación artificial restringen su acceso a los matrimonios formados por varón y mujer y prohíben la conservación de embriones, por ejemplo.

 

También es grave la posibilidad de fecundación post mortem -admitida en el Anteproyecto-, que no respeta el derecho de los niños a ser criados por sus padres en la medida de lo posible. A diferencia del caso en que una madre embarazada enviude antes del parto, en el que el niño nace huérfano por un imprevisto de la naturaleza, la Iglesia considera que no es aceptable crear deliberadamente huérfanos de nacimiento fomentados por la ley, como tampoco que un niño sea hijo de dos personas del mismo sexo, privándolo del bien de un padre y una madre. La posibilidad de que los niños tengan dos madres o dos padres perjudica el derecho a la identidad de los niños.

 

En cambio, es buena la disposición que prohíbe la manipulación genética en los embriones. También es bueno el esfuerzo del Anteproyecto por proteger los derechos de la mujer; pero al mismo tiempo, resulta agraviante a la dignidad de las mujeres y de los niños, la posibilidad del alquiler de vientres que degrada a la mujer gestante, arriesga crear más desigualdad por la explotación para estos fines de mujeres pobres, y desconoce el profundo vínculo psicológico que se establece entre ella y el niño al que lleva en su vientre.

 

La familia fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer, perdurable y estable, es el modo óptimo de crianza de los niños y de organización familiar y social. Sin el compromiso de los esposos a la fidelidad, la cohabitación, la asistencia recíproca y el bien de los hijos, la institución se vaciaría de contenido.

 

 

Se afirma que actualmente hay muchas formas de organización familiar, y que todas ellas deben ser igualmente admitidas y protegidas por la ley. Pero no cualquier forma de convivencia es igualmente valiosa, respetuosa de la verdad de la naturaleza humana, y de los derechos de la mujer y de los hijos. La ley debe proponer un modelo de familia y apoyarlo, más allá de que haya personas que en ejercicio de su libertad opten por otras formas de vida. La ley debería fomentar y no desalentar los proyectos de vida más estables y comprometidos. La familia es una realidad con profundas raíces en el pueblo argentino. Ella es una institución que por su riqueza e historia, es un bien que es garantía para la sociedad.

 

En ese sentido, la equiparación casi absoluta entre el matrimonio y la llamada “unión convivencial”, no contribuye a dignificar a la familia. El Anteproyecto no reconoce como se pretende “diversas formas de familia", porque ni menciona siquiera al matrimonio indisoluble, mientras sólo formas débiles e inestables de familia son propuestas y reguladas por el Anteproyecto.

 

Otro punto es la legalización del “divorcio express” que podría ser hasta por simple petición de uno de los esposos sin necesidad de invocar causales o esperar plazos prudenciales. Además, prohíbe cláusulas que limiten la las decisiones apresuradas.

 

Dr. Roberto Mendenson

Abogado

Movimiento Puente

 

 

 

up

 

 

 escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

Nombramientos

 

Administrador Parroquial de Santa Rosa de Lima y Capellán del Hospital de Morón

 

 

Este domingo, 20 de mayo, a las 18.00 hs., durante la celebración eucarística que presidirá Mons. Luis Guillermo Eichhorn, asumirá como administrador parroquial de la comunidad de Santa Rosa de Lima, de Castelar Sur, el Pbro. José María Recondo.

El Templo se encuentra ubicado en Bottaro al 3900, Bº Santa Rosa.

 

El decreto del nombramiento fue firmado por el Sr. Obispo y el canciller del Obispado, Diác. José Espinós, el 8 de mayo, Solemnidad de Nuestra Señora de Luján.

Y del mismo modo, dos días después, el 10 de mayo, observando la necesidad de nombrar a quien asista pastoralmente a los pacientes y al personal médico y auxiliar del Hospital Municipal de Morón, Ostaciana B. de Lavignolle,  el Sr. Obispo firmó el decreto por el cual nombró al Pbro. Recondo como Capellán.  

 

El P. Recondo reside en la Iglesia Catedral, donde además colabora pastoralmente con el Párroco, Mons. Raúl Trotz.

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ