oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Solemnidad de Todos los Santos y conmemoración de Todos los Fieles Difuntos - Responsos
MC900431561[1]
- Amigos de Jesús, Testigos de la fe - Caminos de Santidad en tiempos del Bicentenario
MC900431561[1]
-
El Papa Beatificará a la religiosa argentina, Hna. María Crescencia Pérez MC900431561[1]
-
Visita Pastoral del Sr. Obispo a la comunidad de Nuestra Señora de los Ángeles MC900431561[1]
- Halloween MC900431561[1]
                                                                                             

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

drasilvana.jpg

 

carilo web.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

edss.gif

walsh3.gif

 

 


1º y 2 de noviembre,

Solemnidad de Todos los Santos y
conmemoración de Todos los Fieles Difuntos

 

Parroquia Inmaculado Corazón de María
Capilla Señor Resucitado

 

Servicio de responsos en el
Cementerio de Morón

 

Durante los días 1º y 2 de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos y conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, habrá ministros en el Cementerio de Morón que acompañarán a las personas que se acerquen a orar por sus seres queridos fallecidos.

 

Ambos días, la atención comenzará a las 8.30 y concluirá a las 17.00 hs. con la celebración de la Eucaristía.

 

 

up

 

 

-------------------------------------------------------------------------------

 

 

 

 

"Amigos de Jesús, testigos de la FE", en el Año de la Fe...


CAMINOS DE SANTIDAD
EN TIEMPOS DEL BICENTENARIO

 

El 1º de noviembre, Solemnidad de todos los Santos, se celebra, por determinación de la Conferencia Episcopal Argentina, la Jornada Nacional de Oración por la Santificación del Pueblo Argentino y la Glorificación de sus Siervos de Dios.

 

En la Curia diocesana hay a disposición estampas con la oración para acompañar la Jornada Nacional, enviadas por la Delegación Episcopal para las Causas de los Santos.

 

Afiche 2012c.jpg

 “…Sean santos como mi Padre es santo…” Mt. 5, 43-48

 

Todos ellos fueron “amigos de Jesús”, respondiendo a lo concreto que Él les pedía; “testigos de la fe”, allí dónde les tocaba vivir, actuar, dejar su impronta.

 

“Los obispos en Aparecida nos recuerdan que hoy más que nunca, el testimonio de comunión eclesial y la santidad son una urgencia pastoral, por eso presentar tantos hombres y mujeres, obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos, todos juntos nos hablan de la comunión y de la alegría por la vida de ellos como un don para cada uno de nosotros, un don para nuestra Patria, invitándonos a transitar en esta situación histórica concreta del país el camino de la santidad, como fidelidad a la vocación que nos une”.

 

“El presentar a los hombres y mujeres que han hecho caminos de santidad en tiempos del Bicentenario nos impulsa y anima a responder también a la propia vocación, ya que la santidad es una vocación a la que todos estamos llamados”… “…a  impulsar deseos de santidad en el pueblo argentino". (Mons. Santiago Olivera. Obispo de Cruz del Eje. Delegado Episcopal para las Causas de los Santos).

 

"La santidad no la tenemos que buscar en acciones aparatosas, sino que la podemos hallar en las pequeñas cosas de cada jornada. En nuestros hogares, en nuestros lugares de trabajo, y a través de las tareas de todos los días". "El Señor no llama solamente a algunos, sino a todos a la santidad. La vocación a la santidad es universal, es decir, para ustedes y para mí, para todos los hombres y mujeres".

 

Juan Pablo II decía que "todos los cristianos, de cualquier clase o condición, están llamados a la plenitud de la vida y a la perfección del amor", "a estar decididos a luchar por alcanzar la santidad; y para ello saber que estamos necesitados de la gracia de Dios y que contamos con los auxilios divinos".

 

"La riqueza de la santidad que se nos presenta a través de vidas gastadas al servicio de Dios, en la Iglesia argentina, es un tesoro de espiritualidad que enriquece a cada uno de nosotros, al pueblo argentino y a toda la Iglesia universal.

Estas vidas ejemplares nos mueven a la lucha por nuestra santificación personal y de los demás, nos llevan a pedir su intercesión ante Dios por nuestras necesidades y a esperar que su misión suscite en nuestro Padre del Cielo la acción milagrosa en beneficio propio, de nuestra Iglesia particular y de toda la Iglesia", (Obispo de Santiago del Estero, Mons. Francisco Polti).

 

Afiche 2012.jpg

 

Santos, beatos y siervos de Dios de la Argentina

 

El calendario litúrgico de la Argentina incluye un santo: San Héctor Valdivielso Sáez, mártir, cuya celebración litúrgica es el 9 de octubre.

Hay también 9 beatos, 8 venerables y 30 siervos de Dios. Por la pronta glorificación de ellos se rezará en la Jornada del 1º de noviembre. En la siguiente nómina, va entre paréntesis la Diócesis en la que se inició la causa de beatificación:

 

Beatos

·  Beata Nazaria Ignacia March Mesa, religiosa, beatificada en 1992 (Buenos Aires). Su memoria el 6 de julio.

·  Beata María Tránsito de Jesús Sacramentado (Madre Cabanillas), beatificada en 2002 (Córdoba). Se conmemora el 25 de agosto.

·  Beata María Ludovica De Angelis, religiosa, beatificada en 2004 (La Plata). Su fiesta el 25 de febrero.

·  Beato Artémides Zatti (coadjutor salesiano), beatificado en 2002 (Viedma). Se conmemora el 13 de noviembre.

·  Beata Laura Vicuña, laica, beatificada en 1988 (Viedma). Se celebra el 22 de enero.

·  Beato Ceferino Namuncurá, laico, beatificado en 2007, (Viedma). Su fiesta el 26 de agosto.


Venerables

·   María Antonia de San José. (Paz y Figueroa, Mama Antula) (Buenos Aires).

·   Madre Catalina María, religiosa (Córdoba).

·   José Gabriel del Rosario Brochero, presbítero (Cruz del Eje). Se reconoció como tal, un milagro atribuido a su intercesión el 10 de mayo de 2012.

·   José León Torres, religioso mercedario (Córdoba).

·   Mamerto Esquiú, franciscano. Obispo (Córdoba).

·   Camila Rolón, religiosa (La Plata).

·   Eleonora López de Maturana, religiosa (Mercedes-Luján).

·   María Crescencia Pérez, religiosa (San Nicolás de los Arroyos). Será beatificada el 17 de noviembre de 2012.

 

Siervos de Dios

·   Cecilia Perrín de Buide, laica (Bahía Blanca)

·   Emanuel Pascual Perrín, laico (Bahía Blanca)

·   Luis María Etcheverry Boneo, presbítero (Buenos Aires)

·   Antonio Solari, laico (Buenos Aires)

·   Alfonso Lambe, laico (Buenos Aires)

·   Enrique Shaw, laico (Buenos Aires)

·   María Agustina de Jesús, religiosa (Buenos Aires)

·   María Benita Arias, religiosa (Buenos Aires)

·   María Eufrasia Iaconis, religiosa (Buenos Aires)

·   María Mercedes del Niño Jesús Guerra, religiosa (Buenos Aires)

·   Mercedes del Carmen Pacheco, religiosa (Buenos Aires)

·   Marta María Pereyra Iraola, religiosa (Buenos Aires)

·   Isabel Fernández, religiosa (Buenos Aires)

·   Pascual Pirozzi, sacerdote Misionero de los Sagrados Corazones (Buenos Aires)

·   Leonor de Santa María Ocampo, religiosa (Córdoba)

·   Pura Rosa del Carmen Olmos, religiosa (Córdoba)

·   Victorina Rivara de Perazzo, laica (Goya)

·   María Antonia Cerini, religiosa (Mercedes-Luján)

·   Tarcisio Rubín, sacerdote religioso (Jujuy)

·   Pedro Ortiz de Zárate, presbítero, y Juan Antonio Solinas, sacerdote jesuita   

(Mártires de Zenta) (Orán)

·   María Lourdes del Santísimo Sacramento, religiosa (Rosario)

·   José Gregorio Bunader, laico (Eparquía Maronita)

·   José Américo Orzali, obispo (San Juan de Cuyo)

·   Mauricio Giménez, sacerdote jesuita (San Miguel)

·   José Marcos Figueroa, religioso jesuita (Santa Fe de la Vera Cruz)

·   Sofronia Serafina Erdely, religiosa (Eparquía Ucrania)

·   Isidoro Ledesma, laico Opus Dei (Madrid)

·   José Canovai, presbítero (Roma)

·   Eduardo Francisco Pironio, cardenal (Roma)

·   Recientemente, en Buenos Aires, se abrió la causa de beatificación de Mons. Jorge Gottau, obispo de Añatuya, fallecido en Buenos Aires el 24 de abril de 1994.

 

Celebración y compromiso:

 

XVI Jornada de oración por la santificación del Pueblo Argentino

Y la Glorificación de sus Siervos de Dios

1ºde noviembre de 2012

 

Oración

Señor, en Ti creemos.

Auméntanos la Fe,

para que podamos vivir siempre conforme al Evangelio.

Señor, por el bautismo nos llamaste  a ser santos,

danos la gracia de la docilidad

para poder responder a nuestra común vocación.

Te pedimos también por aquellos hombres y mujeres,

Amigos tuyos,

que en nuestra tierra han dado frutos evangélicos siendo testigos de la fe.

Completa en ellos tu obra,

glorificándolos con la corona de los santos.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

Padre Nuestro. Ave María y Gloria.

 

 

 

up

 

 

--------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

 

El Papa beatificará a la religiosa argentina
Hna. MARÍA CRESCENCIA PÉREZ

 

Por su compromiso, su vocación de servicio, su amor, y su trabajo en pos del bienestar de los más necesitados, especialmente de los hermanos enfermos, es que la argentina Hna. María Crescencia Pérez será beatificada el próximo 17 de noviembre, en la ciudad de Pergamino, Provincia de Buenos Aires.

 

“Con gran alegría la Superiora General de las Hermanas del Huerto anunció la fecha de la beatificación de la Hermana María Crescencia Pérez, y anticipó que el delegado papal que presidirá la ceremonia será el cardenal Angelo Amato, SDB, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, quien promulgará el decreto que reconoce el milagro atribuido a la intercesión de la Sierva de Dios”.

 

La Ceremonia de beatificación será a las 11:00, en el Circuito “El Panorámico” de la mencionada ciudad.

 

bb1.jpg

 

El 17 de Agosto de 1897, nacía en San Martín, Provincia de Buenos Aires, María Angélica Pérez: 34 años más tarde, moría en Vallenar (Chile), un viernes 20 de mayo, la Hermana María Crescencia Pérez.

 

Entre la aurora y el ocaso, una existencia enteramente vivida “en el nombre del Señor”.

María Angélica vino al mundo de unos padres profundamente enraizados en la fe, llenos de confianza en la Voluntad de Dios, humanamente íntegros.

 

En ese ambiente familiar de coherencia espiritual y humana, María Angélica fue bendecida por Dios con cualidades excepcionales y con ella fue bendecido el Instituto del Huerto y la Iglesia a la que durante 14 años sirvió.

 

En el año 1917 hizo su profesión religiosa inundada de paz interior. Esa paz estuvo precedida por sufrimientos diversos como la pobreza familiar y la muerte de su padre que se produjo el mismo día en que ella hizo su profesión religiosa.

 

Aceptó esa muerte con generosidad y dolor contenido.

Al consagrarse a Dios, nació muy pronto un amor especial a la oración y una extraordinaria capacidad de sufrir. En su apostolado los más beneficiados fueron los enfermos y los pobres, podemos decir que vivió una auténtica vocación: los pobres.

A los enfermos les enseñó que en el sufrimiento se esconde una fuerza especial que los acerca a Cristo. Hizo propias las esperanzas, las angustias y las tristezas de las personas que trataban con ella.

 

El supremo mandamiento del Señor “Amaos los unos a los otros”, había arraigado profundamente en ella durante los años de su consagración, vividos en fidelidad al carisma de la congregación.

 

La devoción mariana resplandeció de un modo elocuente en su vida.

Amó y veneró a la Virgen con afecto filial. A ella recurrió en todo momento, especialmente en las situaciones de dificultad y prueba.

 

Sus fatigas y sufrimientos tuvieron como único objeto trasmitir el gran tesoro de la fe en Jesucristo, único Salvador del mundo. En su incansable actividad a pesar de su corta vida, sembró una semilla que poco después de su muerte dio abundante fruto.

 

El amor a Jesús, a María del Huerto, a su Iglesia y al Padre fundador de su Instituto, San Antonio María Gianelli, la fueron transformando y así abrazada y consumida por ese fuego interior entregó su vida a Dios.

 

En el umbral del tercer milenio, el testimonio de santidad sencilla y cotidiana de María Crescencia, puede ayudar a muchos a ser como ella.

 

 

 

up

 

 

Urgenciasacerdotalc.jpgasis13.jpg

 

 

 


Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles
Subt. Aviador Fernández 1965, Parque Quirno, Hurlingham 4662-8797

 

Visita Pastoral de
Mons. Luis Guillermo Eichhorn

 

 

El domingo 14 de octubre Mons. Luis Guillermo Eichhorn celebró la Eucaristía vespertina en la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, de Parque Quirno, Hurlingham, con la que inició su visita pastoral. El jueves 18 de octubre culminaba la misma, también con la celebración de la  Eucaristía vespertina.

    

El Sr. Obispo viene realizando diversas Visitas Pastorales a distintas comunidades de nuestra Diócesis, desde el año 2006. Estas visitas constituyen una de las formas con las que el Sr. Obispo mantiene los contactos personales con el clero y con los otros miembros del Pueblo de Dios para conocerlos y dirigirlos, exhortarlos a la fe y a la vida cristiana, así como para  ver de cerca y valorar en su real eficacia, las estructuras e instrumentos destinados al servicio pastoral.

 

Foto de la comunidad parroquial e inicio de la Visita Pastoral.

 

Monseñor Luis Guillermo compartió la Palabra y la Eucaristía
junto a la comunidad y a los sacerdotes de la comunidad,
el P. Fernando Laguna e Ignacio Giménez (Nacho).

 

Visita pastoral

 

“La visita pastoral es una acción apostólica que el Obispo debe cumplir animado por la caridad pastoral que lo presenta concretamente como principio y fundamento visible de la unidad en la Iglesia particular.” (Juan Pablo II, Exhortación Apostólica postsinodal)

 

En la visita a la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, el Obispo logró reunirse con los diversos Equipos de Pastoral de la Comunidad, a saber: con el Consejo de Asuntos Económicos, con el Equipo de Cáritas, con el Consejo Pastoral, con el Equipo de Liturgia junto a la Pastoral Bautismal, y con el Equipo de Catequesis. Además, celebró encuentros con los diversos grupos de la vida de la comunidad: encuentro con los niños y los jóvenes que realizan el camino de catequesis, con los ministros del alivio y de la comunión, con el grupo de la Liga de Madres de Familia, con los grupos de la Renovación Carismática y del Apostolado del Sagrado Corazón, con los coordinadores de perseverancia, con el grupo de la Divina Misericordia, con los Abuelos de María y con el Grupo de Estudio Bíblico.

 

Encuentro con los ministros de alivio y de la comunión.

 

También Monseñor Luis Guillermo se hizo su tiempo para conversar y compartir  con  el P. Nacho, quien colabora  con el P. Fernando Laguna en la parroquia desde hace ya más de dos años, y con el padre Fernando, con quien, además, recorrió toda la jurisdicción parroquial, notando la diversidad de realidades que están unidas bajo un mismo “techo parroquial”.

 

Equipo de Liturgia y agentes de la Pastoral Bautismal.

 

Encuentro con el equipo de catequistas.

 

Catequistas de adultos, familiar, y tradicional estuvieron presentes en el encuentro

 

Monseñor Luis visitó la Secretaría Parroquial.

 

Niños de catequesis y catequista junto al obispo en la visita pastoral.

 

Cierre y conclusiones de
la Visita Pastoral

 

Para las comunidades y las instituciones que la reciben, la visita es un evento de gracia que refleja en cierta medida aquella especial visita con la que el “supremo pastor” (1 P 5, 4) y guardián de nuestras almas, Jesucristo, ha visitado y redimido a su pueblo. (Juan Pablo II, Exhortación Apostólica postsinodal Pastores Gregis, 46)

 

En la reunión de cierre, el obispo dio su palabra orientadora para la tarea evangelizadora de la Iglesia desde la comunidad parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles, planteando cosas para toda la comunidad, así como dando su palabra para cada uno de los equipos. Resonó fuerte la propuesta de la conversión pastoral. El grupo de los Abuelos de María se llenó de orgullo por la felicitación que recibió del obispo: señaló la hermosa alegría que llevan dentro.

 

El P. Nacho también expresó su alegría por la Visita: “Yo estoy muy contento, porque Cristo nos ha visitado y ha estado con nosotros compartiendo la vida de nuestra comunidad por eso le doy las gracias Monseñor por su presencia entre nosotros”.

 

Monseñor Luis Guillermo también compartió una charla con el P. Nacho,
quien vive en dicha comunidad desde hace más de dos años.

 

Por su parte el Padre Fernando Laguna expresó que la visita pastoral fue un don de la Providencia del Padre para la comunidad. En primer lugar, dijo: “Se trató de un baño de Iglesia para todos. La presencia del obispo nos hizo sabernos de verdad insertos en la Iglesia Diocesana y, a su vez, en el Iglesia Universal, es decir, en la Iglesia de Cristo. Podemos decir que hemos vivido una experiencia de comunión eclesial gracias a su presencia”. En segundo lugar, agregó: “Otro fruto y bien visible, han sido las orientaciones para la tarea evangelizadora que el obispo nos acaba de dar; ahora ya no tenemos descanso: a poner en manos del Señor los desafíos para que Él nos muestre los caminos”.

 

 

La comunidad presente escucha las palabras de Monseñor Luis Guillermo.

 

El obispo manifestó en su visita que la comunidad contará
con un Diácono Permanente, el señor Oscar Crespo,
a partir del 21 de octubre.

 

Misa de Cierre de la Visita del
O
bispo a la comunidad

 

Monseñor Luis Guillermo en la homilía de cierre expresó a la comunidad que Jesús en su Evangelio nos anima y nos invita a todos a una linda experiencia, dar frutos “Yo los envío para que vayan y den fruto y ese fruto sea duradero. Cada uno de nosotros ha sido elegido por el Señor, cada uno de  nosotros es enviado por el Señor para dar fruto. Fruto verdadero, fruto que permanezca, que es el Amor del Reino Dios”.

 

Finalizando la homilía, Monseñor expresó: “Pidamos al Señor que derrame abundantes bendiciones y gracias sobre todos nosotros y sobre esta comunidad para que todos podamos dar frutos verdaderos de caridad”. 

Por Emilce R. Billordo

 

up

 

 

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

Halloween

 

hallo.jpg

 

Halloween significa “All hallow’s eve”, palabra que proviene del inglés antiguo, y que significa “víspera de todos los santos”, ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos.

 

Cultura y negocio del terror

Una cultura de consumo que propicia y aprovecha las oportunidades para hacer negocios, sin importar cómo. Hollywood ha contribuido a la difusión del Halloween con una serie de películas en las cuales la violencia gráfica y los asesinatos crean en el espectador un estado morboso de angustia y ansiedad. Estas películas son vistas por adultos y niños, creando en estos últimos, miedo y una idea errónea de la realidad. El Halloween hoy es, sobre todo, un gran negocio. Máscaras, disfraces, dulces, maquillaje y demás artículos necesarios son un motor más que suficiente para que algunos empresarios fomenten el “consumo del terror”. Se busca además favorecer la imitación de las costumbres norteamericanas por considerarse que esto está bien porque este país tiene chapa de “superior”.

 

Significado

Halloween significa “All hallow’s eve”, palabra que proviene del inglés antiguo, y que significa “víspera de todos los santos”, ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos. Sin embargo, la antigua costumbre anglosajona le ha robado su estricto sentido religioso para celebrar en su lugar la noche del terror, de las brujas y los fantasmas. Halloween marca un triste retorno al antiguo paganismo, tendencia que se ha propagado también entre los pueblos hispanos.

 

Orígenes

La celebración del Halloween se inició con los celtas, antiguos pobladores de Europa Oriental, Occidental y parte de Asia Menor. Entre ellos habitaban los druidas, sacerdotes paganos adoradores de los árboles, especialmente del roble. Ellos creían en la inmortalidad del alma, la cual decían se introducía en otro individuo al abandonar el cuerpo; pero el 31 de octubre volvía a su antiguo hogar a pedir comida a sus moradores, quienes estaban obligados a hacer provisión para ella.

 

El año céltico concluía en esta fecha que coincide con el otoño, cuya característica principal es la caída de las hojas. Para ellos significaba el fin de la muerte o iniciación de una nueva vida. Esta enseñanza se propagó a través de los años juntamente con la adoración a su dios el “señor de la muerte”, o “Samagin”, a quien en este mismo día invocaban para consultarle sobre el futuro, salud, prosperidad, muerte, entre otros.

 

Cuando los pueblos celtas se cristianizaron, no todos renunciaron a las costumbres paganas. Es decir, la conversión no fue completa. La coincidencia cronológica de la fiesta pagana con la fiesta cristiana de Todos los Santos y la de los difuntos, que es el día siguiente, hizo que se mezclara. En vez de recordar los buenos ejemplos de los santos y orar por los antepasados, se llenaban de miedo ante las antiguas supersticiones sobre la muerte y los difuntos.

Algunos inmigrantes irlandeses introdujeron Halloween en los Estados Unidos donde llegó a ser parte del folclor popular. Se le añadieron diversos elementos paganos tomados de los diferentes grupos de inmigrantes hasta llegar a incluir la creencia en brujas, fantasmas, duendes, drácula y monstruos de toda especie. Desde ahí, se ha propagado por todo el mundo.

 

El 31 de octubre por la noche, en los países de cultura anglosajona o de herencia celta, se celebra la víspera de la fiesta de Todos los Santos, con toda una escenografía que antes recordaba a los muertos, luego con la llegada del Cristianismo a las ánimas del Purgatorio, y que ahora se han convertido en una ensalada mental en la que no faltan creencias en brujas, fantasmas y cosas similares.

 

En cambio, en los países de cultura mediterránea, el recuerdo de los difuntos y la atención a la muerte se centra en el 2 de noviembre, el día siguiente a la celebración de la resurrección y la alegría del paraíso que espera a la comunidad cristiana, una familia de “santos” como la entendía San Pablo.

 

Diversas tradiciones se unen, se mezclan y se influyen mutuamente en este comienzo de noviembre en las culturas de los países occidentales. En Asia y África, el culto a los antepasados y a los muertos tiene fuertes raíces pero no está tan ligado a una fecha concreta como en nuestra cultura.

 

Calabaza, golosinas, disfraces…

La calabaza fue añadida después y tiene su origen en los países escandinavos y luego regresó a Europa y al resto de América gracias a la colonización cultural de sus medios de comunicación y los telefilmes y películas importados.

 

En los últimos años, comienza a hacer furor entre los quinceañeros mediterráneos y latinoamericanos que olvidan sus propias y ricas tradiciones para adoptar la hueca calabaza iluminada. En Hallowe’en (de All hallow’s eve), literalmente la Víspera de Todos los Santos, la leyenda anglosajona dice que es fácil ver brujas y fantasmas. Los niños se disfrazan y van -con una vela introducida en una calabaza vaciada en la que se hacen incisiones para formar una calavera- de casa en casa. Cuando se abre la puerta gritan: “trick or treat” (broma o regalo) para indicar que gastarán una broma a quien no les de una especie de propina o aguinaldo en golosinas o dinero.

 

Una antigua leyenda irlandesa narra que la calabaza iluminada sería la cara de un tal Jack O’Lantern que, en la noche de Todos los Santos, invitó al diablo a beber en su casa, fingiéndose un buen cristiano. Como era un hombre disoluto, acabó en el infierno.

Con la llegada del cristianismo, mientras en los países anglosajones tomaba forma la procesión de los niños disfrazados pidiendo de puerta en puerta con el farol en forma de calavera, en los mediterráneos se extendían otras costumbres ligadas al 1 y 2 de noviembre.

 

En muchos pueblos españoles existe una tradición de ir de puerta en puerta tocando, cantando y pidiendo dinero para las “ánimas del Purgatorio”. Hoy en día, aunque menos que antaño, se siguen visitando los cementerios, se arreglan las tumbas con flores, se recuerda a los familiares difuntos y se reza por ellos; en las casas se hablaba de la familia, de todos los vivos y de los que habían pasado a otra vida y se consumían dulces especiales, que perduran para la ocasión, como en España los buñuelos de viento o los huesos de santo.

Mientras tanto, al otro lado del océano y al sur de Estados Unidos, la tradición católica llevada por españoles y portugueses se teñía de color propio en cada país americano, mezclada a los ritos locales precoloniales y al folklore del lugar.

 

Seguramente en Galicia se unen dos tradiciones: la celta y la católica, por lo que es esta la región de España en la que más perdura la tradición del recuerdo de los muertos, las ánimas del Purgatorio, muy unidas al folklore local, y las leyendas sobre apariciones y fantasmas. En toda España perdura una costumbre sacrosanta que se ha introducido en los hábitos culturales: la de representar en esta fecha alguna obra de teatro ligada al mito de Don Juan Tenorio. Fue precisamente este personaje, “el burlador de Sevilla o el convidado de piedra”, creado por el fraile mercedario y dramaturgo español Tirso de Molina, el que se atrevió a ir al cementerio, en esta noche, a conjurar las almas de quienes habían sido víctimas de su espada o de su posesividad egoísta.

 

En todas estas representaciones ritos y recuerdos pervive un deseo inconsciente, y más bien pagano, de exorcizar el miedo a la muerte, sustraerse a su angustia. El mito antiguo del retorno de los muertos, se ha convertido hoy en fantasmas o dráculas con efectos especiales en los filmes de terror.

 

Festividad de todos los Santos

Sin embargo, para los creyentes es la fiesta de todos los Santos la que verdaderamente tiene relevancia y refleja la fe en el futuro para quienes esperan y viven según el Evangelio predicado por Jesús. El respeto a los restos mortales de quienes murieron en la fe y su recuerdo, se inscribe en la veneración de quienes han sido “templos del Espíritu Santo”.

 

Como asegura Bruno Forte, profesor de la Facultad teológica de Nápoles, al contrario de quienes no creen en la dignidad personal y desvalorizan la vida presente creyendo en futuras reencarnaciones, el cristiano tiene “una visión en las antípodas” ya que “el valor de la persona humana es absoluto”. Es ajena también al dualismo heredero de Platón que separa el cuerpo y el alma. “Este dualismo y el consiguiente desprecio del cuerpo y de la sexualidad no forma parte del Nuevo Testamento para el que la persona después de la muerte sigue viviendo en tanto en cuanto es amada por Dios”. Dios, añade el teólogo, “no tiene necesidad de los huesos y de un poco de polvo para hacernos resucitar. Quiero subrayar que en una época de “pensamiento débil” en la que se mantiene que todo cae siempre en la nada, es significativo afirmar la dignidad del fragmento que es cada vida humana y su destino eterno”.

 

La fiesta de Todos los Fieles Difuntos fue instituido por San Odilón, monje benedictino y quinto Abad de Cluny en Francia el 31 de octubre del año 998. Al cumplirse el milenio de esta festividad, el Papa Juan Pablo II recordó que “San Odilón deseó exhortar a sus monjes a rezar de modo especial por los difuntos. A partir del Abad de Cluny comenzó a extenderse la costumbre de interceder solemnemente por los difuntos, y llegó a convertirse en lo que San Odilón llamó la Fiesta de los Muertos, práctica todavía hoy en vigor en la Iglesia universal”.

“Al rezar por los muertos -dice el Santo Padre-, la Iglesia contempla sobre todo el misterio de la Resurrección de Cristo que por su Cruz nos obtiene la salvación y la vida eterna. La Iglesia espera en la salvación eterna de todos sus hijos y de todos los hombres”.

 

Tras subrayar la importancia de las oraciones por los difuntos, el Pontífice afirma que las “oraciones de intercesión y de súplica que la Iglesia no cesa de dirigir a Dios tienen un gran valor. El Señor siempre se conmueve por las súplicas de sus hijos, porque es Dios de vivos. La Iglesia cree que las almas del purgatorio “son ayudadas por la intercesión de los fieles, y sobre todo, por el sacrificio propiciatorio del altar”, así como “por la caridad y otras obras de piedad”.

 

En razón a ello, el Papa invita a los católicos “a rezar con fervor por los difuntos, por sus familias y por todos nuestros hermanos y hermanas que han fallecido, para que reciban la remisión de las penas debidas a sus pecados y escuchen la llamada del Señor”.


Hno. Fernando  Fortunato

Monasterio Benedictino Santa María de los Toldos

 

 

up

 

 

barra

 

PASTORAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL - DIÓCESIS DE MORÓN

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

Oficina de Prensa del Obispado de Morón

Sr. Fabián Parodi

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ