oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Para visualizar en el PAGINADOR
(clik aquí)
paginador3.jpg
Versión en WORD para imprimir o guardar
(clik aquí) wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Una Iglesia abierta que sale, que no se queda encerrada
MC900431561[1]
-
Testimonio de una llamada al Carmelo MC900431561[1]
-
Celebración regional y diocesana por el Día del Periodista MC900431561[1]
                                                                                                                           

colegiostepinac.jpg

productosdelcolmenarb.jpg

 

marista.jpg


encuentromatrimonial.jpg

anaka3.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banner-koinoniafinal.gif

NSBV -Cartel 2013- Lona 02.jpg

walsh3.gif

 

 

 

“El que quiera ser el primero que
se haga servidor de todos”
 
(Mc. 10, 44)

 

¡Qué hermosos son los pies de los
que anuncian la Buena Noticia!

 

Concluyó la Acción Misionera
con el acompañamiento de los
Obispos de la Región

 

Si bien la Diócesis se mantiene en estado de Misión Permanente, el 31 de mayo llegó a su término la Acción Misionera que se desarrolló durante una semana, desde el 27 de mayo, en la Unidad Penal N° 39 de Ituzaingó, en el Hospital Güemes de Haedo y en la Universidad de Morón, acompañada por los Obispos de la Región Pastoral Buenos Aires.

 

Una Iglesia abierta que sale,
que no se queda encerrada

 

Al ser consultado por Ruth Andrada, miembro de nuestro equipo, el Sr. Obispo, Mons. Luis Guillermo Eichhorn subrayó que la finalidad de este gesto fue renovar la fe, despertar inquietudes, cuestionamientos y encontrar caminos de respuesta; y que los Obispos de la Región colaboraron con este fin. Aclaró que en la Diócesis se buscaron lugares en los que su presencia fuera más necesaria, por eso se eligieron el Penal, el Hospital y la Universidad antes mencionados.

 

Al día siguiente del cierre, el sábado 1° de junio, durante la Fiesta de Corpus Christi, Mons. Eichhorn resaltó además, que la Acción Misionera fue un momento de gracia en el que el Señor ha tocado a muchos corazones. “La acción de la gracia se pudo ver y palpar, sobre todo en esos lugares donde las condiciones son difíciles para que el Evangelio penetre en los corazones de todos”.

 

Recordó la Misa en el Penal que los Obispos celebraron el día miércoles 29 de mayo, en la que se impartieron sacramentos de Iniciación Cristiana a internos: Confirmaciones (las primeras que se realizan), comuniones y un bautismo. Al finalizar, se acercó un muchacho preso muy jovencito y le dijo: “Padre, tengo una alegría y una paz tan grande, que me parece que estoy flotando”. “¡Fíjense lo que es la gracia de Dios, y en ese ambiente! Tenemos que dar gracias a Dios y esto tiene que ser algo que nos mueva a todos”, señaló el Sr. Obispo.

 

misionob4.jpg

“La Iglesia en América Latina y en la Argentina se encuentra en estado de Misión Permanente. Todas nuestras actividades pastorales deben estar impregnadas por este espíritu misionero, de apertura, de anuncio, de llegar a todos. Como dice el Papa Francisco: ‘Ir a las periferias’. ‘Prefiero una Iglesia que se accidente por salir y no una Iglesia enferma por estar encerrada’.

 

Esto tiene que movernos a evaluar cómo estamos haciendo en nuestras comunidades la tarea misionera”, recalcó Mons. Eichhorn, recordando que dicha labor no es sólo un simple proselitismo religioso, sino que es una fuerza que tiene su origen, su fundamento en la Eucaristía y en el encuentro profundo con el Señor, quien nos envía y acompaña.

 

misionob5.jpg

Durante la visita de los Obispos de la Región Pastoral Buenos Aires a la Unidad Penal nº 39 de Ituzaingó, se celebraron comuniones, las primeras confirmaciones en ese lugar y un bautismo, que son el fruto de la catequesis y la atención que brinda la Pastoral Carcelaria a los internos.

 

Más fotos en facebook

 

 

up

 

 

Urgenciasacerdotalc.jpgasis13.jpg

 

 

 

Alguien que rezará por todos nosotros

 

Testimonio de una llamada al Carmelo

 

Hace un tiempo compartimos un artículo en el que el poeta decía: “Para cada uno guarda un camino virgen Dios”. Ese camino, a veces, puede ser muy sinuoso, arduo, con dificultades, con avances y retrocesos. Sólo Dios sabe el por qué en cada caso, pero para quienes perseveran siendo fieles a su voluntad, en algún punto se despejan los obstáculos y se abre ante ellos el llano que conduce hacia el encuentro definitivo con Cristo. 

 

Es lo que nos describe nuestra compañera Emilce Rosario Billordo, con quien hemos compartido el trabajado en el Área de Comunicación en estos últimos años, y quien el próximo 7 de junio, Día del Sagrado Corazón de Jesús, ingresará al Carmelo:

 

Un nuevo llamado del Señor, un nuevo camino para seguirlo    

“A lo largo de mi vida, Dios me fue sorprendiendo y seduciendo; y estoy feliz de que así sea; porque realmente Dios en un momento de nuestra historia nos busca, nos sorprende y nos llama a cada uno a una misión particular en su Iglesia.

 

Emilce1.jpg  

Soy Emilce Rosario Billordo y tengo 43 años, trabajo como orientadora social  en una escuela   del partido de Moreno aunque vivo en Villa Tesei. Trabajé como maestra de grado muchos años en esa zona, y elegí quedarme allí porque la comunidad tiene muchas carencias y situaciones difíciles.

 

Dediqué varios años de estudio en la universidad para esta tarea de asistente social que desempeño, me gusta mucho esta profesión; pero siempre me sentí seducida por otro llamado que me invita a dejarlo todo para estar con Aquel que lo es Todo.

 

Actualmente estoy colaborando a nivel diocesano con la Oficina de Prensa del Obispado de Morón, junto a Fabián Parodi y administro con otros amigos de diversas partes del país, la página de “Sin Sacerdotes no hay Eucaristía”. Ambas tareas se fueron desarrollando en los medios de comunicación por estos años, pero de joven estuve trabajando en la comunidad parroquial de Cristo Obrero y luego en Madre de Dios.

 

Emilce9.jpg

El abrazo de la comunidad parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles
expresado en un aplauso. Palabras del P. Fernando Laguna,
su director
espiritual,
 y de Emilce. Video cortesía de Anaka producciones.

 

Jesús me miró con misericordia, con amor
y me fue llamando durante toda la vida

Doy  gracias al Señor, porque me llamó a la vida y porque me salvó de tantas maneras. Mi madre me cuenta que al nacer no respiraba y los médicos decían que había estado ahogada por el cordón. Mamá rezó a la Virgen desde la sala de partos y luego me bautizó con el nombre de Rosario dando gracias a la intercesión de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya.

 

Emilce2.jpg

Su familia, mamá, sobrinos, hermana y cuñado.

 

Mi madre es una mujer católica y a pesar de sufrir mucho y de quedar viuda con dos hijas, nos enseñó siempre que Dios es nuestra Esperanza, nos acercó a los sacramentos, a la vida de la fe, a la Iglesia. Recuerdo siempre ir los domingos a Misa y la devoción fiel a María de Luján.

 

El Obispo nos decía esto en catedral y sonó fuerte en mi corazón. “El Señor  nos llamó  primero a la vida”, a la vida nueva, a la vida de la Iglesia desde el bautismo y así nos sigue llamando.

 

En la Parroquia Cristo Obrero, con la gracia de Dios fui madurando en mi fe y creció mi esperanza en el Señor de la mano de mis catequistas, del padre Miguel y padre Pepe, ellos fueron mis referentes; especialmente recuerdo a mi catequista Francis. Dios me siguió llamando y fui respondiendo en la actividad con distintos grupos y en movimientos como Guías Argentinas, Acción Católica, como misionera viajando varios años con un grupo misionero del decanato Hurlingham-Tesei a distintos puntos del país, durante los años 80.

 

Un gran testimonio sacerdotal fue para mí el Padre Juanjo Canavessi, quien fue mi primer confesor y director espiritual. Su alegría y su entrega pastoral fueron para mí una de las claves en aquel despertar de la vocación. Las caminatas juveniles a Luján con él y la comunidad, fue marcando mi vida. Así fui respondiendo a diversos llamados: A ser catequista, misionera, coordinadora de grupos juveniles siempre en mi comunidad y con muy buenos amigos.

 

Emilce3.jpg

A los 19 años tuve mi primera inquietud vocacional con Teresita de Lisieux en el Carmelo y estando de novia, llegué a un retiro vocacional de la mano de mi querido padre Juanjo. Recuerdo visitar el convento de Carmelitas de la calle Potosí y asistir a Misas cuando trabajaba  en capital. Años después y con dudas, me casé pero siempre estuvo aquel llamado en el corazón, aquella “provocación” de Dios como nos decía el Obispo en la Misa del Buen Pastor. 

 

Luego participé en la comunidad de Madre de Dios, donde nos mudamos y conocí al Padre Fernando Laguna, mi actual director espiritual. Allí, comencé a responder a otros llamados, trabajando como coordinadora de adolescentes, grupo juvenil, etc. Compartí muchos años en esa querida comunidad de Madre de Dios; grandes testimonios de personas fueron marcando mi vida, hasta que llegó el tiempo de la separación de quien fue mi esposo y tiempos de revisión. Tiempos duros de crecer y madurar en la fe sostenida en el Señor, en la Eucaristía y en su Amor. Pasé por el proceso de la nulidad matrimonial poniendo en manos de Dios y la Iglesia toda mi vida, hasta el fallecimiento de quien fue mi esposo.

 

Tiempos de discernimiento

Todo fue duro durante esos años, pero el Señor fue sosteniendo el camino, los amigos, la familia, mi director espiritual, todos fueron acompañando en la medida de sus posibilidades; pero siempre el Señor fue mi Esperanza. Todo lo vivido me fue llevando a un replanteo serio en mi vida, en mi profesión, en mi carrera, conllevándome a un encuentro con el Señor de mayor intimidad y así darme cuenta de cuánto nos quiere Dios, de cuánto me ama y de cómo nos espera a cada uno de nosotros con misericordia durante el camino de nuestras vidas.

 

Preguntaba al Señor en oración, qué esperaba de mí y por qué todo esto que me pasó en la vida, entonces entendí que la voluntad de Dios era estar junto a Él, consagrarme sólo a Él;  pero mi pregunta fue ¿Dónde Señor y por qué a esta edad?  ¿Dónde me quieres Señor? Fueron años de discernimiento profundo junto a mi director, creciendo en mayor intimidad con Dios en el silencio, la oración, la Palabra, la escucha.

 

Emilce4.jpg

Junto al P. Fernando Laguna y la Hermana Lucia del Corazón de Jesús.

 

Comencé entonces a redescubrir aquel primer llamado de la juventud, aquellos primeros  deseos de la vocación contemplativa, de mayor oración, el Carmelo, Teresita. Deseos que estaban desde siempre.  Entonces comencé un camino, escuchando dónde sería ese lugar. Era el año 2011 y habiendo compartido mi inquietud a Monseñor Luis Guillermo, él mismo me invitó a conocer el Carmelo de Gualeguaychú; allí llegué con mi historia, encontrando una comunidad que me recibió con alegría, me escuchó y con la que nos vamos conociendo y queriendo cada vez más.

 

Experiencia en un Carmelo

Así fue como en el año 2012, realicé mi primera experiencia – un mes compartiendo la vida de las monjas en el Carmelo de San José y Santa Teresa (Gualeguaychú) – y me encontré con una vida de clausura sencilla, alegre, de profunda oración, de entrega que madura en cada gesto de caridad de una hermana hacia otra, que realmente me reconfortó. Rostros de monjas alegres, divertidas que en los recreos comparten la alegría del Amor de Dios; que realizan ese llamado a la santidad desde su vida de silencio ofrecido. Testimonios de vidas ofrecidas con alegría en la oración y en cada acción.

 

Esto fue la clave para mí. Descubrir a un Dios que llama a quién quiere, dónde quiere y en el tiempo que Él quiere, sólo espera nuestra respuesta y me sentí feliz.

 

Emilce5.jpg

Junto a Mons. Eichhorn y el P. Juan Herrera.

 

La cercanía en estos años con sacerdotes amigos, sus testimonios y su compartir marcaron  también mi vida en este discernimiento, fueron signos de Dios en mi caminar, como mi querido Juanjo Canavessi, a quien recuerdo con cariño; el P. Juan Herrera, amigo de siempre; el Padre Nacho y su testimonio actual de vida; mi paciente director espiritual y amigo de tantos años, el P. Fernando Laguna; y Monseñor Luis Guillermo. 

 

Emilce7.jpg

Estos últimos años, los seminaristas también estuvieron muy presente en la vida de Emilce. El trabajo voluntario en Koinonia y en la Oficina de Prensa la acercó a la realidad del Seminario. A la derecha, junto al P. Nacho.

 

Todos ellos fueron forjando en mí el amor por el sacerdocio, por sostenerlos en la oración constante en la necesidad de ayudarlos en sus fatigas apostólicas, sus luchas. En el Carmelo encontré que este carisma bellísimo para la Iglesia, está presente. Fue una alegría para mí, la amistad santa con tantos sacerdotes que se va cultivando en el Carmelo, sosteniéndolos y acompañándolos siempre con la entrega de cada monja en la oración, es un regalo para la Iglesia.

 

e12

Emilce8.jpg

"También me llevo a muchos amigos en el corazón, aquellos con quienes compartí o simplemente Dios quiso que conociera ¡Qué gran misterio es la amistad! Qué misterios encierra este gran tesoro... Un amigo es un regalo de Dios".

 

Dios sigue llamando en todos los
tiempos y espera una respuesta

Mi deseo profundo es hacer la voluntad de Dios, seguir escuchando a Dios en el silencio, en la oración, respondiendo sólo con amor a aquel llamado que siempre sonó en el corazón. Rogar por la tarea apostólica de nuestra Iglesia, rezar frente al Señor, pedir por nuestros sacerdotes es un deseo. Dios sigue llamando, y  “hace nuevas todas las cosas”, te atrae y te seduce. No tengan miedo de lanzarse a su encuentro. La oración  es y será la clave para escucharlo. Dios es paciente y siempre nos espera, sólo falta nuestra respuesta de amor. Amor con Amor se paga, nos dice Teresa de Ávila.

 

 

Emilce6.jpg

Monasterio de San José y Santa Teresa en Gualeguaychú, Entre Ríos.
Ermita del Sagrado Corazón en el Seminario.

 

Santa Teresita también decía que ella quería ser apóstol, misionera, sacerdote, quería ser todas las vocaciones juntas; pero encontró que en el Corazón de la Iglesia, ella quería ser el Amor.

 

El 7 de junio, Día del Sagrado Corazón de Jesús ingresaré al Carmelo y en su corazón quiero quedarme haciendo su voluntad, escuchando y amando a todos desde el Corazón de la Iglesia. Me confío a sus oraciones”. Emilce Rosario Billordo

 

Vocaciones contemplativas de nuestra Diócesis

Por último, Emilce quiso compartirnos que en su búsqueda, encontró que de nuestra Diócesis han surgido varias vocaciones contemplativas, que viven en distintos Carmelos y que están rezando por nosotros:

 

En Luján tenemos a la Hna. María del Carmen; en Azul, a la Hna. María de San José; en el Carmelo de Lisieux de Capital, a la Hna. María Lucía; y a Victoria (Vicky) que ingresó en el Carmelo de Mar del Plata.

 

 

up

 

 

edss.gif

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

asambleacomunicacionlogo.jpg

Pastoral para la Comunicación Social

 

Celebración regional y diocesana
por el Día del Periodista

 

Queridos amigos y colegas de Comunicación:

 

Los participamos de las celebraciones por el Día del Periodista (7 de junio) que se llevarán a cabo los días viernes 7 y 14 de junio, en el marco de la 47° Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

 

El viernes 7, a las 19.00, la Comisión Episcopal de Comunicación Social de la Región Buenos Aires invita a la celebración en la Iglesia Catedral de la Diócesis de Avellaneda-Lanús (San Martín 745, Avellaneda). Allí, Mons. Rubén Frassia (Obispo de Avellaneda-Lanús) presidirá la Misa. Luego, en la Casa Santa Teresa (Av. Belgrano 658, Avellaneda) se compartirá un vino de honor con los periodistas presentes.

 

El 7 de junio, la Iglesia conmemora al Sagrado Corazón de Jesús y como se detalla en el artículo previo, acompañaremos a un miembro del Equipo de Comunicación Diocesano, Emilce Billordo, que ingresará al Carmelo de Gualeguaychú.

 

Por tal motivo, la celebración diocesana por el Día del Periodista anunciada en el calendario pastoral, se llevará a cabo el viernes 14 de junio, en las instalaciones del Seminario Catequístico San Pío X (Buen Viaje 952, Morón).

Comenzaremos a las 18.30 hs. compartiendo fraternalmente lo que cada uno desee traer. A las 20.30 tendrá lugar la celebración eucarística. Nos acompañará el P. Silvio Rocha.

 

Los esperamos.

 

 

up

 

 

barra

 

PASTORAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL - DIÓCESIS DE MORÓN

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

Oficina de Prensa del Obispado de Morón

Sr. Fabián Parodi

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE, HOTMAIL y OUTLOOK, no marcar este correo como CORREO NO DESEADO, porque de hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ