oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Para visualizar en el PAGINADOR (clik aquí) paginador3.jpg
Versión en WORD para imprimir o guardar
(clik aquí) wordbot.jpg 
      En FACEBOOK facebot2.jpg          Suscripción gratuita altasbot3.jpg

  // 08-08-2013 //              
-
Asamblea del Pueblo de Dios - Quiénes pueden y quiénes deben participar MC900431561[1]
-
Premio José Gentico 2013 MC900431561[1]
-
Un fin de semana diferente para jóvenes de 16 a 19 años MC900431561[1]
-
Kerigma Urbano MC900431561[1]
-
Misioneros de la vida y de la paz MC900431561[1]
                                                                                             

colegiostepinac.jpg

productosdelcolmenarb.jpg

 

marista.jpg


encuentromatrimonial.jpg

anaka3.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banner-koinoniafinal.gif

NSBV -Cartel 2013- Lona 02.jpg

walsh3.gif

edss.gif

 

 

 

Consejo Pastoral Diocesano


224725_441530555934319_1245195403_n.jpg

Asamblea del Pueblo de Dios
Morón, 31 de agosto – 1º de septiembre de 2013


¿Quiénes pueden participar?
-Todos aquellos que se hayan inscrito.

¿Quiénes deben participar?

-Todos los agentes pastorales, en especial, los integrantes de las Juntas y Consejos Parroquiales ¡Todos deben inscribirse!

 

NO TE QUEDES AFUERA DEL PROYECTO DE TU DIÓCESIS

Te dejamos nuevamente el link para descargar la planilla de inscripción:

 

 

wordbot2.jpg

FICHA DE INSCRIPCIÓN

 

Reenviala a la secretaria del Consejo, Sra. Alina Saumench:  secretariacopas@hotmail.com.ar

 

Por cualquier consulta, comunicarse al celular de la Sra. Alina: 15-4079-4037

o con el Delegado de Pastoral, Pbro. Osvaldo Napoli:

delegadopastoral@speedy.com.ar

 

El material de trabajo puede ser solicitado a las direcciones antes mencionadas.

 

Recordamos que la comida es a la canasta y que habrá servicio de buffet.

 

asambleabaner.jpg

 

 

up

 

 

 

 

 

Grupo José Gentico

 

Premio
           
JOSÉ GENTICO 2013

 

Al mejor trabajo sobre

              DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

 

 

compendio-doctrina-social-iglesia.jpg


INFORMES :  grupogentico@gmail.com    /   Tel.: 4624-0659


O a los celulares 15 3130-3113  / 15 5379-1563

                           15 6249-9915  / 15 6179-4566

 

CIERRE DE PRESENTACIONES: 
20 DE SEPTIEMBRE DE 2013

 

ENTREGA DE TRABAJOS: 
PARROQUIA SAN JUDAS TADEO

Mansilla 867, B1714GBK / Ituzaingó / 4624-0659

 

 

up

 

 

Urgenciasacerdotalc.jpgasis13.jpg

 

 

 

partida.jpg
Movimiento de Partida

Un fin de semana diferente
para jóvenes de 16 a 19 años

 

Te invitamos a pasar un fin de semana diferente, en el que tendrás la oportunidad de encontrarte con vos mismo, con Cristo y con María.

 

Somos un grupo de jóvenes que realiza retiros espirituales de impacto, orientado a chicos de 16 a 19 años. Los mismos se realizan por separado, hombres de mujeres.

 

El próximo sera de hombres y se realizará del 19 al 22 de septiembre.

 

Si tenés ganas de hacer este retiro, podrás inscribirte durante los siguientes sabados:

10 de agosto

17 de agosto

24 de agosto

31 de agosto

 

Comunicate con cualquiera de nosotros (según la zona), para sacarte dudas sobre fechas y horarios:

•           Morón – Erika. Teléfono: 15 3432 7541

•           Hurlingham – Brenda. Teléfono: 15 6850 1251

•           Ituzaingó – Natalí. Teléfono: 15 6195 7626

•           Haedo – Macarena. Teléfono: 15 3081 5831

 

Los esperamos... anímense a: ¡VIVIR EL MOMENTO!

 

 

up

 

 

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

Pastoral Urbana


trini.jpg

Jornada de Pastoral Urbana

KERIGMA URBANO

Un área de interés para la nueva evangelización es la pastoral urbana. En la Región de Buenos Aires se ha estado trabajando intensamente este campo de la acción evangelizadora. Particularmente significativa es la reflexión en torno al “kerygma urbano”, es decir, a la necesidad de “visitar” la ciudad con el primer anuncio del Evangelio.

 

La compleja realidad de la urbe o de la ciudad constituye uno de los grandes desafíos para la evangelización. Por esto, cada vez son más las iniciativas pastorales conducentes a reflexionar sobre los retos y posibilidades que la ciudad plantea al anuncio del Evangelio. Aparecida hablaba ya de la pastoral urbana no como una pastoral específica, sino como una pastoral comprensiva, integral y transversal (Cf. n. 509-519). Igualmente, el reciente Sínodo de los Obispos, celebrado en octubre de 2013, consideraba la ciudad un lugar privilegiado para la nueva evangelización e invitaba a implementar planes donde se tuvieran en cuenta “las experiencias, lenguajes y estilos de vida que son típicos de las sociedades urbanas” (prop.25).

 

La Pastoral Urbana de la región Buenos Aires (PUBA) ha venido estudiando temas como los imaginarios urbanos, las “ciudades invisibles”, la visión antropológica y sociológica del fenómeno urbano. Esto ha permitido descubrir nuevos retos para la acción pastoral: La necesidad de generar “simpatía” con lo urbano, de hacer visible a Dios y a la Iglesia en la ciudad, de crear modelos de acción pastoral multiformes. Uno de los retos principales es anunciar el mensaje salvador de Jesucristo, allí donde la ciudad parece difuminarlo.

 

Justamente sobre el “kerygma urbano” trató el encuentro pastoral organizado por la PUBA y que se celebró el 13 de julio de este año en Buenos Aires, con la presencia de representantes de 11 Diócesis de la Región.


urbana.jpg
 

¿Por qué esta reflexión pastoral es una
iniciativa de nueva evangelización?

La reflexión pastoral que viene promoviendo la PUBA coincide con el espíritu de la nueva evangelización. En efecto, su objeto es un nuevo escenario: La realidad de la ciudad, donde continuamente surgen nuevas situaciones, transformaciones profundas que afectan todas las dimensiones del mundo social e interpelan el estilo de vida de los creyentes en Cristo.

 

Además, la reflexión se orienta a descubrir nuevos modelos pastorales, acordes con la realidad de las grandes urbes. No es lo mismo, por ejemplo, proclamar el evangelio en la ciudad o en el ambiente rural. Sin embargo, muchas acciones pastorales pensadas para la ciudad siguen respondiendo a formas válidas para otros contextos o para tiempos pasados. Por eso, existe una gran diferencia entre “pastoral urbana” y “pastoral en la urbe”. Mientras esta significaría realizar las mismas acciones de siempre, pero sin el debido cuidado por el conocimiento y discernimiento del contexto, aquella permite que las particularidades contemporáneas de las dinámicas urbanas ayuden a determinar las respuestas pastorales más adecuadas. De alguna manera, la ciudad ejerce un influjo en el modo de anunciar.

 

Un ejemplo de este nuevo modo de pensar la pastoral se vio a lo largo del encuentro promovido por la PUBA. Como pensar la ciudad significa conocerla, recorrerla y sentirla, cada momento de reflexión estaba precedido de recorridos por la ciudad, de modo que los participantes la pudieran experimentar. Esta contemplación de la ciudad —verla, pero también escucharla, olerla, tocarla y gustarla— y el encuentro con la vida y las personas desconocidas que habitan y transitan en ella, garantizó una reflexión más sensible y realista.

 

El tercer punto de coincidencia consiste en que, a partir de esta reflexión situada, se intentan descubrir nuevas exigencias, criterios, actitudes y prácticas pastorales. La necesidad de anunciar el kerygma es una de ellas.

Si la nueva evangelización pretende hacer volver a los alejados y dar a conocer el Evangelio allí, donde todavía no ha sido escuchado, la proclamación inicial vuelve a colocarse en el centro de la acción misionera de la Iglesia.

 

urbana2.jpg

¿Qué se ha reflexionado acerca del kerygma urbano?

El kerigma es un primerísimo momento dentro de un proceso evangelizador y pastoral más complejo y completo. Por ser un primer acto evangelizador, es como la columna de un edificio o como la puerta de entrada a una casa. Consiste en el anuncio de Jesucristo a través de un evangelizador. Cuando se trata de la ciudad, el anuncio toma una forma específica que se podría describir así:

 

“El kerygma urbano es el anuncio corto, claro, sencillo e impactante de la Buena Noticia que es Jesucristo, proclamado testimonialmente, para el cuidado de la vida, la salvación, la liberación y la dignificación de las personas y/o grupos, en su situación existencial, que transitan o habitan en la urbe”.

 

Si el kerygma impacta en el corazón, se convierte en una primera experiencia fundamental y fundante de una relación con Dios y con los otros, que será capaz de sortear futuras barreras y obstáculos en el camino de la fe.

 

No existen especialistas del kerigma, sino testigos. Dado que depende de la calidad de un testigo, la proclamación del kerygma urbano requiere cristianos con el corazón convertido, verdaderos discípulos de Jesús que sepan experimentar la compasión como Él y, con una mirada de fe, interpretar los signos de los tiempos.

 

El evangelizador debe estar convencido que el Señor ha puesto en la historia, en las personas y en el mundo “semillas de su Verbo”. También en la ciudad, que es multicultural e intercultural, no obstante la existencia de muchas formas o estructuras de muerte, el Espíritu sigue suscitando sed de Dios. Por esto, el evangelizador debe tener una actitud claramente contemplativa para detectar los lugares sensibles al anuncio kerigmático. Estos sitios no tienen una característica única. A veces son lugares de la ciudad donde se vive la soledad, la pobreza y la marginación; otras serán los espacios que la ciudad abre al arte y la cultura. Conocer más y mejor las necesidades, los anhelos, los imaginarios, las angustias, las tristezas, en fin, la realidad de los habitantes de las grandes ciudades.

 

Además de la sensibilidad para reconocer y discernir los “lugares del anuncio” el evangelizador debe tener el arrojo para generar el encuentro con las personas en estos lugares. Aquí la cercanía, el dialogo, la escucha atenta, paciente y fraterna son fundamentales porque sólo así es posible adherirse a los intereses del interlocutor. Es esencial saber ubicarse en su circunstancia vital, muchas veces ambivalente. Este saber ubicarse, es una sabiduría que viene del Espíritu que envía y que introduce en la situación y en el momento oportuno. Así se logra detectar cuál es el campo y cuál es la semilla, es decir, cuál es el verdadero reclamo o anhelo existencial y circunstancial y cuál es el mensaje oportuno para ofrecer de manera clara, sencilla, corta e impactante, de tal manera que cambie la vida generando curiosidad, interés, atracción y adhesión a la persona de Jesús y su Evangelio.

 

Posiblemente, aquí está el talante original del kerigma urbano, la exigencia de descubrir exquisitamente y con máxima ternura el momento existencial del otro, para que dentro de las voces de la ciudad resuene una voz nueva y luminosa que viene a encarnarse en la situación vital del otro.

 

Cuando el evangelizador logra identificar el momento existencial del interlocutor, el terreno está abonado para la predicación. Aunque no se tratan de pasos rígidos, los siguientes momentos marcan el ritmo de un encuentro kerigmático:

 

a) La transmisión explícita de un contenido evangélico

 

La delicadeza del evangelizador que piensa en el bien de su interlocutor y no en cumplir con objetivos propios o con algún tipo de obligación moral o pastoral, es la que le dice interiormente si es el momento o no de pronunciar una palabra más atrevida, distinta, explícitamente religiosa y evangélica.

 

En cuanto al contenido del mensaje, muchas formulaciones son posibles: “El camino es una Persona que está viva. Yo la siento muy viva, camina a mi lado, nunca me abandona, está. Se llama Jesús”. “Te invito a que alguna vez te acerques a Jesús”. “Te invito a que pongas con mucha confianza tus manos en sus manos”. “Yo confío, le creo, tengo fe en Él y en su mensaje. Sé por experiencia propia que Jesús libera, salva, sana”. “Lo que hablamos, lo que me contaste que te alegra… o preocupa… o te angustia… ponelo en las manos del Señor Jesús”.

 

Así se hace un acto primero y fundamental de fe. Fe personal y eclesial, porque en ese instante, envueltos en el kerigma, se activa y pone en movimiento mi fe y la fe del otro, pero dentro del misterio de la Iglesia que sostiene la fe de todos los creyentes.

 

b) Invitar a hacer oración

 

La oración es seguir en la dinámica del encuentro pero incluyendo ahora de manera explícita al Dios que está presente. Es un momento fuerte porque es explícitamente religioso y de profunda devoción. Podría comenzar con preguntas como estas: ¿Querés que hagamos ahora una oración a Dios? ¿Me dejas rezarle a Dios por vos? Y hacer una oración muy breve y espontánea pidiéndole a Dios sentidamente por esa persona.

 

c) Invitar a seguir el camino

 

Es muy importante dejar la puerta abierta invitando a seguir en el camino. Es un gran desafío porque no siempre se sabe a dónde invitar, a qué comunidad, a qué Iglesia. Pero lo importante es ser conscientes que es el Señor el que completará la obra que él mismo ha comenzado, y lo hará con esa persona, por caminos tan misteriosos como los que uso con nosotros. Aquí también debemos confiar que la semilla sembrada por Dios por él mismo será cuidada.

 

Podría decirse: “Te invito a que te acerques cuando quieras a alguna Iglesia para rezar. Cuando veas un templo abierto, metete y reza un instante”; “Si te interesa profundizar en la amistad con Jesús, no dejes de hacerlo. Seguí buscando. Lee la Biblia, la Palabra de Dios, sin miedo. Comenzá por uno de los evangelios”; “Si necesitas recibir algún sacramento, acércate a alguna parroquia”.

 

d) Despedirse cordialmente

 

La despedida debe expresar la intensidad y el agradecimiento por el momento vivido. Despedirse con la confianza y el reconocimiento que ese encuentro ha sido valioso para ambos y que Dios lo ha querido así. Puede ser muy provechoso terminar con un gesto simple de bendición haciendo la señal de la cruz en la frente del interlocutor mientras se le dice: “Que el Señor te bendiga a vos y todos los días de tu vida”, u otro deseo similar.

 

Indudablemente el tema está abierto y la pastoral urbana tiene como desafío principal revisar en qué consiste una evangelización completa de la ciudad. La Iglesia debe continuar en la búsqueda creativa de un mejor y más adaptado lenguaje, un modo o estilo más adecuado, una pedagogía y unos métodos más actualizados y formas pastorales apropiadas y oportunas para la transmisión de la fe, aunque nada suplantará el valor del testimonio personal y eclesial que ofrece por sí mismo el primer anuncio de Jesucristo y el clima más favorable para avanzar en los siguientes momentos del ciclo evangelizador.

 

Si deseas conocer más sobre la pastoral urbana que se viene realizando en la región de Buenos Aires, visita el sitio web: www.pastoralurbana.com.ar .

 

Si querés invitarnos a compartir este tema en tu Parroquia, escribinos a secretariacopas@hotmail.com.ar .

 

 

up

 

 

 

 

 

Parroquia Nuestra Señora de Luján

Capilla Virgen de Copacabana

Cucha Cucha 530, Morón Sur

 

Colectividad  de residentes bolivianos
Virgen de Copacabana de Morón

 

40 años de la llegada de la imagen de la Virgen
de Copacabana, Patrona de la República de
Bolivia a nuestra Diócesis     

 

Misioneros de la vida y de la paz

                                                                                                                                                    

Las familias Barrancos, Segada, Cueto, Ocampo, Quiroga, Garnica, Torricos, Tudela, Caballero, Capriles, García y algunas que escapan a la memoria, todas de ascendencia boliviana, se unieron en la tarea de traer una réplica de la imagen de la Virgen de Copacabana, desde la ciudad de La Paz,  Bolivia, acontecimiento que se materializó el día 9 de mayo, de 1973.

 

La imagen fue recibida a su llegada por quien fuera en ese momento el Pastor de la Diócesis, el Obispo Monseñor Miguel Raspanti, de feliz memoria. Al poco tiempo de su llegada, fue alojada en la Parroquia San José en Morón Sur. Al promediar los años 87, 88 fue entronizada en su actual Capilla, ubicada en la calle Cucha Cucha 530, en jurisdicción de la Parroquia Nuestra Señora de Luján, en Morón Sur.

 

“Es en este sitio, gracias a la intercesión de la Madre de Nuestro Señor, reconocida por el pueblo boliviano como La Mamita de Copacabana, a lo largo de estos 40 años la comunidad boliviana ha realizado proyectos de infraestructura contando hoy con (además de una Capilla) un salón multipropósito techado y librado al servicio de la comunidad”, resalta Vicente Herrera Rossel, Animador Pastoral de la comunidad.

 

Y es por este significativo acontecimiento que el  pasado 12 de mayo, Mons. Luis Guillermo Eichhorn  se acercó a la mencionada sede de los residentes bolivianos, para presidir la Eucaristía como gesto de gratitud por el acompañamiento de estos 40 años de la Virgen de Copacabana.

Vicente2.jpg

El P. Hugo Lagoria acompañó los festejos por los 40 años y fue quien entronizó la imagen en la actual Capilla, durante su primer periodo como Párroco de Nuestra Señora de Luján de Morón Sur.

Cada año, la vestimenta de la imagen es repuesta por los fieles y los vestidos usados, se guardan en un recinto especialmente preparado para tal fin.


Misioneros de la vida y de la paz

Durante la Ascensión, Jesús comenzó a elevarse en el Cielo y extendiendo la mano, bendecía a sus discípulos.

 

“Esa bendición se prolonga a lo largo de la historia y, hoy, llega a nosotros. Jesús nos llena con su amor, está con nosotros, nos cuida y protege. Esto se manifiesta en grandes bendiciones que nos ha hecho, como el Bautismo, por el cual somos cristianos; y el que nos dejara a María como Madre de todos”, señaló el Sr. Obispo.

 

A lo largo de la historia y en cada región, a Nuestra Madre la nombramos con diversas advocaciones, en este caso, la Virgen de Copacabana.

 

“María tiene un lugar en el corazón de cada uno. La imagen representa lo más profundo que tenemos, que es nuestra fe, nuestro amor a Dios. La imagen de la Virgen nos recuerda al Señor, nos recuerda que somos hijos de Dios, que somos familia.

 

Y la imagen de Copacabana tiene un contenido histórico, tradicional, que es muy importante para la comunidad, porque les recuerda que son bolivianos como Ella. Esa es su identidad, allí están sus raíces. Si a un árbol se le cortan sus raíces se muere”, subrayó Monseñor.

 

Vicente3.jpg

 

Llamados por Dios para una misión

 “No son ustedes los que me eligieron a mí, sino que yo los elegí a ustedes para que den fruto abundante”, dice Jesús. “Por medio de la Virgen de Copacabana, Dios los ha elegido para que cumplan una misión”, indicó el Sr. Obispo, destacando sus dos aspectos:

 

1°- Están vivos, porque el Señor les ha regalado la vida, y esa vida hay que cuidarla y amarla. “Queremos que la vida sea un signo del amor de Dios y entre ustedes”.

 

2°- Pensar en Bolivia, es pensar en una de sus ciudades más importantes: La Paz. “Les dejo mi paz, les doy mi paz. Pero no como la da el mundo”, dice Jesús.

 

La paz o el shalom de los judíos, significa mucho más de que no haya pelea. Significa que Dios está entre nosotros y nos ha cambiado el corazón. Nos enseñó a amarnos y a vivir con generosidad. “Ustedes son misioneros de la vida y de la paz aquí, donde residen o en Bolivia, de donde provienen. Y deben cuidar de estos regalos enormes que Dios nos ha dado”, concluyó Mons. Luis Guillermo, anhelando que podamos vivir en paz y que María interceda, para que la bendición de Jesús sea una realidad para todos.

 

Vicente4.jpg

 

up

 

 

barra

 

PASTORAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL - DIÓCESIS DE MORÓN

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

Oficina de Prensa del Obispado de Morón

Sr. Fabián Parodi

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE, HOTMAIL y OUTLOOK, no marcar este correo como CORREO NO DESEADO, porque de hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ