oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar  
(clik aquí)  wordbot.jpg
En FACEBOOK   facebot2.jpg    Suscripción gratuita  altasbot3.jpg     En YOUTUBE   youtube.jpg

// 11-07-2014 //              

- Encuentros de Crecimiento en la Vocación Misionera

- Misión Joven del Consuelo

- Junta de Catequesis - Encuentro de Catequesis Especial

- Con la compasión de Jesús, al servicio de la Vida

- Conociendo a nuestros seminaristas - El camino de Jesús


colegiostepinac.jpg

productosdelcolmenarb.jpg

 

marista.jpg

 

Solari.jpg

 

drasilvana.jpg

 

DivinoNiño.jpg


anaka3.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banner-koinoniafinal.gif

NSBV -Cartel 2013- Lona 02.jpg

walsh3.gif

edss.gif

 

Objetivo V:

Que en la Diócesis se establezca un sistema fluido y eficaz de comunicación social que favorezca el compartir noticias, la organización y coordinación pastoral, y el intercambio de experiencias entre las comunidades. Tener presencia en los medios de comunicación locales.

 

Anexo I de la Carta Pastoral a todos los fieles de la Diócesis de Nuestra Señora del Buen Viaje, presentando las conclusiones de la Asamblea Pastoral del Pueblo de Dios.

 

 

 


Misionero.jpg

 

Delegación para la Animación Misionera

Hacia la Misión Diocesana 2015

 

ENCUENTROS DE CRECIMIENTO
EN LA VOCACIÓN MISIONERA

 

Fechas 19 de julio y 16 de agosto

 

de 16.00 a 19.00

 

En el Seminario Catequístico San Pío X

(Nuestra Señora del Buen Viaje 952 – Morón)

 

Organiza:Equipo de Animación Misionera

 

Contacto: 4697-3473

 

10509751_10203239745228235_2277945527654007755_n.jpg

 

 

up

 

___________________________________________________

 

 

 

MISIÓN JOVEN DEL CONSUELO

 

Segunda semana de vacaciones de invierno 2014

HOSPITAL POSADAS (Haedo)

 

Reunión: Miércoles 16 de julio, a las 19.30, en el Seminario Catequístico
Buen Viaje 936, Morón

(Jóvenes, grupos, movimientos, adultos).

 

¡ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE!

 

10384833_730950013617309_3232326234523055184_n.jpg

 

 

up

 

 

 

 

 

Junta de Catequesis

REGIÓN  BUENOS  AIRES

 

Encuentro de
Catequesis
Especial

 

Con el lema:
“Levantate y caminá, juntos compartiremos
como evangelizar en la diversidad”

 

ece.jpg

 

Nos encontraremos el día 2 de agosto en el Instituto Monseñor Raspanti, de 9.00 a 12.00 hs., situado en Monseñor Raspanti 605 - Haedo (entre Chacabuco y Maipú, a la altura de Rivadavia 15.500). Terminamos con un almuerzo a la canasta. Traer para compartir. ¡Los esperamos!

 

 

up

 

 

 



Vida Consagrada

 

 

HNAS. URSULINAS DE MARÍA VIRGEN INMACULADA

 

CON LA COMPASIÓN DE JESÚS,
AL SERVICIO DE LA VIDA

 

60 años de presencia en Argentina

 

Animadas por la compasión de Jesús, el 3 de julio de 1954, llegaron a la Argentina las primeras tres Religiosas Ursulinasa General San Martín, en la provincia del Chaco.

Desde entonces, continuando la obra de estas primeras misioneras, las Hermanas realizan su servicio apostólico de manera comunitaria, en nombre de la Iglesia, integradas en el territorio donde se hallen.

 

Ursulinamapa.jpg

 

Su carisma las ha puesto al servicio de los ancianos y enfermos, en la pastoral educativa, abierta a los carismas de los laicos, promoviendo la dignidad de la mujer.

Insertadas en las comunidades parroquiales, principalmente en la Catequesis y en la formación de los jóvenes, trabajan incansablemente por la construcción del Reino.

 

En nuestra Diócesis están en presentes en Hurlingham y en Haedo, con el mismo amor que en Gral. San Martín y en Presidencia Roca, provincia del Chaco; en El Colorado, Formosa y en Córdoba capital.

 

Ursulina.jpg

 

Las Hermanas Ursulinas de Inmaculada Virgen María, llevan en su espiritualidad el ejemplo de María, Virgen Inmaculada;  la impronta de su fundador el P. Francesco Della Madonna, y el patronazgo de Santa Úrsula y Santa Ángela Merici.

 

 

up

           

 

Peregrinaciones a Tierra Santa.gif


PRÓXIMA SALIDA: 18 DE OCTUBRE -
13 días / 11 nochesadministración@getontours.com.ar

Urgenciasacerdotalc.jpgasis13.jpg

 

 

 

Descripción: Sanjose.jpg 

Seminario Diocesano San José
De la Tradición 3251 (La Zeta, entre Pedro Díaz y Gorriti), Hurlingham 4452-0199


Conociendo a nuestros seminaristas


-Por Estefanía Silvestri-

El pasado 16 de marzo en el Seminario Diocesano San José, se celebró el Día de la Familia, oportunidad en la que se presentaron los nuevos seminaristas de las Diócesis, Julián, Marcos y Juan.

 

Juan Manuel Favatella

De 26 años de edad, hizo la primaria en la Escuela Nº 86 de Hurlingham y la secundaria en la Técnica Nº 2 República del Perú, del mismo distrito.

 

“Comencé mi camino de fe en la familia. Desde muy pequeño participaba en la Parroquia San José Obrero en las Misas de los domingos y en la catequesis de iniciación cristiana, en mi barrio William Morris.

Estuve muy ligado a esta comunidad, pero no concurrí al grupo de jóvenes sino hasta los 22 años, cuando comencé a participar a raíz de una misión de jóvenes de la Parroquia Nuestra Señora de Balvanera, del barrio de once CABA, que visitaron mi comunidad. Al mismo tiempo, participé como acompañante / auxiliar de la catequesis para niños y en el coro.

Terminé el secundario y comencé a estudiar en la U.T.N  f.r.h. la Carrera de Ingeniería Electrónica, la cual cursé hasta el cuarto año, al mismo tiempo que realicé pasantías y estudios terciarios de técnico en Mecatrónica. Al terminar, seguí trabajando en el área de servicio técnico.


Nunca sentí que Dios me haya dejado solo, ni en mis momentos de tristeza, de alegría, incluso de soledad o enojo con mis hermanos. A través de la oración, a lo largo de la adolescencia y juventud, me fui dando cuenta de que Jesús quería que yo estuviera más unido a Él, que le diera más de mí, no sólo en la Parroquia, sino que la vida entera sea para Él.


Cuando decidí entrar al Seminario hablé con el Padre Mauricio Larrosa, Párroco de San José Obrero, y él me acompañó. Mi familia aceptó mi decisión. A mis padres se lo dije una mañana tomando mates. Ellos me dieron su apoyo incondicional en todo momento. Mis hermanos, a pesar de que están un poco alejados de la Iglesia, me hicieron sentir su apoyo y respeto.

Hoy camino con fe, esperanza y con la confianza de que Dios me acompaña y me dará claridad en mi camino”.

 

Sumemos nuestra oración como familia, amigos, comunidad, como Iglesia Diocesana, por los seminaristas y por los jóvenes que se dejan cuestionar por Jesús sobre la vida consagrada, para que si es la voluntad de Dios, lleguen a ser buenos sacerdotes que transmitan desde su entrega a la Santísima Trinidad.

 

Julián Custodio

(Extraído de la Revista Pascua Joven)

 

“Me llamo Julián, tengo 18 años cumplidos en el mes de mayo, estudie en el colegio Parroquial Nuestra Señora del Buen Viaje y hoy, soy seminarista del Seminario San José.

 

Conocí a Jesús en mi familia. Mis papás me enseñaron a rezar, a hablar con Dios cuando era chico. Siempre creí que existía un Dios, aunque no siempre supe que me amaba, que me soñaba feliz y que tenía un gran proyecto para que viva en alegría y esa alegría sea plena y se comparta.

 

En el año 2011, el Jesús que me habían presentado mis papás se empezó a hacer más cercano y presente en mi vida a través del proyecto de confirmación del colegio. Durante el primer retiro que tuve en ese año, pude descubrir que ese Dios que veía lejano, allá en una cruz, quería acercarse a mí, ser un amigo, un compañero. Empecé a participar de los encuentros de la comunidad pastoral de mi año todos los sábados, a ir alimentando mi relación con Jesús casi sin darme cuenta.

 

En el primer retiro que hice, se me pasó por la cabeza que sería muy lindo ser sacerdote. En ese momento, como también hoy, me llamó mucho la atención la felicidad con la que vivían los curas que eran fieles a Jesús. Esa inquietud, tal como apareció en ese momento, luego se fue. Tenía sólo 14 años, todavía no había madurado mi fe y me gustaba mucho una amiga.

 

A fines del 2011, mi papá tuvo un problema de salud y tuve un gran enojo con Jesús porque sentí que en ese momento no estuvo acompañándome, que era ajeno a lo que yo sentía. Además, en ese mismo tiempo empecé a formar lo que después iba a ser un noviazgo con mi amiga. Decidí darle la espalda a Jesús porque no lo sentía necesario, en enero mi papá ya estaba en casa, mejorando de a poco, yo estaba de novio, y todo marchaba en "orden". Se lanzó el 2012, la salud de mi papá fue mejorando, pero el noviazgo poco a poco me fue encerrando cada vez más en mí mismo. Quise buscar en este noviazgo la plenitud que me daba la presencia de Dios pero sin Él y eso me traía tristeza.

 

Poco a poco, me fui dando cuenta que la alegría que genera la presencia de Dios, que yo había probado, era imposible de fabricar, así que empecé a pedirle mucho que se haga presente en mi corazón. En el desierto de la Pascua Joven del 2012 fue donde empecé a tomar consciencia que tenía una sed de Dios gigante, y fue donde empecé a sentir que lo que más deseaba era compartir mi vida con Él. A partir de ese momento, de a poco, empecé a buscar que era lo que Dios quería de mí, donde me había soñado para dar vida y llenarme de vida.

 

Dejé el noviazgo y la búsqueda se hizo más grande, y la alegría empezó a brotar. El camino de discernimiento se llenó de momentos de mucha claridad, pero también hubo momentos en los que no veía claro. Cuando empecé el camino de búsqueda, mi padre espiritual me dijo que vaya guardando en el corazón todos los destellos de luz que me dé Jesús en este camino. Prestar atención a todos los mimos que me hizo Dios en esta búsqueda, fue una de las cosas que más me animó a confiarle mi vida.

 

Me llevó a confiar en que me había creado para que sea feliz, para que dé fruto verdadero y duradero, y que para eso tenía un gran y hermoso proyecto de vida hecho para mí. De mi dependía y depende decirle no o decirle sí. Dios me regaló grandes ayudas en este camino, la pastoral del colegio, por la cual empecé a animarme a darle un lugar a Jesús amigo; mi padre espiritual, que fue y es quien me ayuda y enseña a caminar con Él; Santa Teresita, quien es mi maestra en la confianza, aunque sea medio duro como alumno. Y siempre puse mi vida, mi vocación, en manos de la Madre de Jesús, ella siempre me dio fuerzas y luz en los momentos de mayor lucha.

 

Hoy camino con confianza y esperanza con este Dios que conocí, que me enamoró y me hace feliz. Confío también en la oración de todos para que pueda dilucidar qué es lo que Dios me invita a vivir cada día y pueda responderle con generosidad y entrega”.

 

 

Marcos Galiani

De 21 años cumplidos recientemente, el 4 de julio, hizo la primaria en el Colegio Parroquial Inmaculado Corazón de María de Morón Sur, y la secundaria en la Escuela Técnica Nº 6, Chacabuco.

 

“Conocí a Jesús en la catequesis del colegió Inmaculado Corazón de María a los 11 años, y en el grupo Scout de la misma Parroquia. Participábamos de la Misa de los sábados, escuchábamos y charlábamos de su historia, de quien era, que cosas hizo por nosotros. 
Pero cuando cambié de colegio, por estar más con mis amigos y por los horarios en que cursaba, empecé a ir cada vez menos a la Iglesia, hasta que me alejé completamente.

 

En los últimos años de la secundaria con mi grupo de amigos no se podía hablar de la Iglesia. Cuando ingrese a la facultad, cambian las cosas, empezó el acercamiento de Dios hacia mí y sentí el llamado de Él para que lo siguiera. Tuve miedo, como los discípulos de Emaús, cuando me presentaron mi cruz, huí.

 
Intentaba no pensar en lo que me estaba pasando, porque si Jesús fue crucificado ¿Qué me iba a pasar a mí? No quería eso, quería huir, quería formar una familia, ser ingeniero.


Cuando lo acepté, me di cuenta de que todo lo que hacía para olvidarlo era en vano. Entonces recurrí a mi Párroco, el P. Juan Pintar. Le dije: ‘Padre, tengo dudas, Dios creo que me llama al sacerdocio’. 


Después de charlar un rato, me voy a casa y le cuento a mi mamá. Al principio, pensó que era una broma porque ella imaginaba que yo iba a ser ingeniero, pero al ver que le decía la verdad me acompañó.
El Padre Juan, mi guía espiritual, me ayudó mucho a acercarme. Empecé a ir los sábados a Misa, Luego le sumé los domingos, no sólo en la Parroquia, sino también en la Capilla Santa Teresa de Ávila.


Poco a poco fui sintiendo más a Jesús en mi corazón y decidí a hacer más cosas.


A mediados del año pasado participé del Retiro Espiritual de Discernimiento del Seminario, Dios me dio la sabiduría de reconocer que era lo correcto, más la ayuda y compañía de mi familia, de mi comunidad que es muy linda tanto del Inmaculado como de la Capilla y de mi jefe de trabajo, decidí entrar al seminario.


En la Capilla encontré a Jesús humilde y puro. El apoyo de la gente, el que te pregunten cómo estás, cómo te está yendo, vamos a rezar por vos, me llena el corazón de alegría y de confianza.

Hoy camino firme, con esperanza, fe, amor y con la convicción de que Dios me acompaña en esta nueva etapa de mi vida; y de que todos van a seguir rezando por mi vocación”.

 

 

MÁS FOTOS EN FACEBOOK

 

EL CAMINO DE JESÚS

Continuando con la celebración del Día de la Familia, Mons. Luis Guillermo Eichhorn durante la Eucaristía que presidió, nos transmitió que Jesús nos llama, nos invita a todos a ser sus discípulos.

 

Para ver el video clik en la imagen o aquí.


Explicó que una tarde, Jesús llevó a tres de sus discípulos: Santiago, Pedro y Juan a una montaña para que vivieran una experiencia que alentará su fe, porque estaban confundidos y tenían miedo, aunque creían en todo lo que Jesús había dicho y hecho.
En ese momento Jesús se transfigura delante de ellos y muestra el esplendor de la santidad, del amor y la bondad de Dios.


Al cubrirlos una nube, escuchan que Dios les dice que este es su Hijo muy amado. Allí, se dan cuenta de quién era Jesús. Y saben que tienen que seguir escuchando su palabra y seguirlo. Pero para ser sus discípulos tiene que negarse a sí mismos y aceptar su cruz todos los días. Seguirlo es identificarse totalmente con Él y correr su misma suerte. El camino de Jesús es la Pascua, su Muerte y su Resurrección.

seminarista8.jpg

“Para nosotros, la vida es sentir el llamado de Jesús, seguirlo, tratando de identificarnos en una profunda comunión con Él, haciendo que su Evangelio y su vida, sean nuestra propia vida”, subrayó Mons. Eichhorn, remarcando que los nuevos seminaristas han sentido el llamado a seguir a Jesús. Comienzan a recorrer un largo camino y como los discípulos, van a tener momentos de profundo encuentro y manifestación de Jesús, y también momentos de temor, miedo, dudas, lo que es humano. Pero tienen al Espíritu Santo que los va a acompañar y les va a dar fuerzas y luz para seguir adelante y saber qué quiere Dios de ellos.

 

Para esto, es importante que todos recemos para que el Espíritu Santo siempre los ilumine. Y por el Seminario, porque allí se forman los futuros pastores del Pueblo de Dios. 

 

 

up

 

 

escuelaperiodismoban.jpg

___________________________________________________________________

 

EQUIPO DE COMUNICACIÓN SOCIAL - DIÓCESIS DE MORÓN

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

Oficina de Prensa del Obispado de Morón

Sr. Fabián Parodi

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE, HOTMAIL y OUTLOOK, no marcar este correo como CORREO NO DESEADO, porque de hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

AltasCLICK AQUÍ