Página principal

Versión en WORD para imprimir o guardar (clik aquí) Descripción: wordbot.jpg    APP para sistemas ANDROID    

En FACEBOOK Descripción: facebot2.jpg     Suscripción gratuita Descripción: altasbot3.jpg     En YOUTUBE Descripción: youtube.jpg     En TWITTER

// 18-07-2017 //
- ALEGRÍA
- En la soledad de la Cátedra
- Nombramientos y decretos
- Juramento del Secretario Canciller
- Parroquia Madre de Dios, a 40 años de su Erección Canónica
- Comunicar confianza y esperanza en nuestros tiempos

 

 

 

 

 


 



SUCESIÓN EPISCOPAL 2017
Luis Guillermo Eichhorn - Jorge Vázquez

30 de junio. Catedral de Morón
Entrega del Báculo y la Cátedra Episcopal

‘ALEGRÍA’

Qué tiempos maravillosos estamos transitando como Iglesia argentina con el Papa Francisco, que es nuestro, uno de nosotros. Estuvimos como Diócesis muy presente en su pensamiento, en su corazón, oró por nosotros y nos dio un Obispo. Por eso, Mons. Luis Guillermo Eichhorn tenía razón, vivimos una fiesta como familia diocesana, al recibir a nuestro nuevo Pastor, Jorge Vázquez.


Clic en la imagen o aquí para ver.
(FM Stepinac, 91.9 - Ciudad de Hurlingham)

Fue el 30 de junio. Ese mismo día, hace 60 años, iniciaba su ministerio Episcopal el primer Obispo de Morón, Don Miguel Raspanti.

Vázquez, es el cuarto Obispo para nuestra Iglesia particular, quien no pudo ocultar su emoción al recibir el báculo, la cátedra y a nosotros como su grey de manos de Luis Guillermo. El báculo, signo de aquel quien como Jesús, el Buen Pastor, está en medio de su pueblo cuidándolo y conduciéndolo con su labor pastoral. La cátedra es donde se sienta el Obispo durante las celebraciones litúrgicas y le da al Templo de la Inmaculada Concepción del Buen Viaje el rango principal, el de catedral.

Entre los presentes se encontraban el Nuncio, Mons. Emil Paul Tscherrig, el Cardenal Mario Poli y varios Obispos originarios de nuestra Diócesis: Mons. Santiago Olivera, quien el mismo día por la mañana inició su Ministerio Episcopal como Obispo de las Fuerzas Armadas Nacionales; Mons. Gabriel Barba, Obispo de Gregorio de Laferrere; y Oscar Miñarro, Obispo auxiliar de Merlo-Moreno.


Más fotos en Facebook

Se encontraban también Mons. Fernando Maletti, Obispo de Merlo-Moreno; Mons. Miguel Ángel D'Annibale, Obispo de Río Gallegos; Mons. Jorge Lugones, Obispo de Lomas de Zamora, Diócesis originaria de Mons. Vázquez, y su Auxiliar, Mons. Jorge Martín Torres Carbonell; Mons. Guillermo Rodríguez Melgarejo, Obispo de San Martín, junto a su Auxiliar, Mons. Han Lim Moon; Mons. Arturo Gilotti, Vicario General de Morón; el Director Provincial de Culto, Lic. Walter Jiménez; Autoridades Municipales, entre ellas, Ramiro Tagliaferro, Intendente de Morón y Juan Zabaleta, Intendente de Hurlingham.

Una anécdota, Olivera había recibido la noticia de parte del Nuncio de que dejaría Cruz del Eje para sumir el Obispado Castrense, el 12 de marzo, en la bienvenida a Vázquez como Obispo Coadjutor.

Y de aquel momento, tenemos las palabras de bienvenida que en nombre del Clero y del pueblo fiel moronense pronunció el P. Raúl Trotz, actualmente al frente de la Parroquia Virgen de las Flores:

Bendito el que viene en el nombre del Señor

“En este mismo espacio, en este mismo lugar, pronto van a cumplirse sesenta años en que el pueblo de Dios de Morón recibía a su primer Obispo, Miguel Raspanti. Y en aquel momento, el entonces Párroco de esta comunidad lo recibía, diciéndole: “Dios te salve, Obispo de Morón, hosanna en las alturas, bendito el que viene en el nombre del Señor”.

¡Mucha agua pasó bajo el puente!

En aquel momento, esa imagen no estaba allí, no estaba la Virgen del Buen Viaje; allí estaba la Inmaculada Concepción. La silla que usa Luis no estaba allí, estaba en el costado con un baldaquino que decía Trono Episcopal. El altar no estaba ahí, estaba pegado al retablo. Y el celebrante, de espalda al pueblo. Además, hablaba un idioma que nadie entendía, algo así como el latín.


Más fotos en Facebook

¡Muchas cosas han pasado! Mucho ha inspirado el Espíritu a la Iglesia de Dios, para esta transformación que hoy estamos disfrutando y celebrando juntos. Para que vos puedas llevar adelante tu ministerio, y como dice el Papa Francisco, no en esta época de cambios, sino en este cambio de época, tengas los elementos suficientes para que esta Iglesia sea una vez más ¡Sal de la tierra y luz del mundo!

Este pueblo de Dios sabe, como enseña San Pablo, que llevamos un tesoro en vasija de barro; que, a veces este barro se deteriora, pero que, otras veces, es sólido, es firme. Llevamos un tesoro y tratamos de hacerlo con la humildad que implica saber que somos una vasija de barro.


Más fotos en Facebook

Pero hoy tenés un regalo muy especial. Hoy, Dios te regala la primera lectura, en la que vas a escuchar que a vos también te pide el Señor lo que le pidió a Abraham: Que dejes tu patria, tu tierra y que vengas aquí. Y vos también sabés que te dice, como le dijo a Abraham, que llegar acá va a ser una bendición y que vas a recibir las bendiciones de Dios.

Particularmente esperemos que recibas, lo que pedimos el primer día del año: ¡QUE SU ROSTRO ILUMINE TU ROSTRO! ¡Que el rostro de Dios siempre ilumine tu rostro, Jorge! ¡Que vos también seas una bendición para nosotros! Este Pueblo de Dios espera tu sonrisa, tu amabilidad, tus ganas de llevar adelante este proyecto de Dios ¡BIENVENIDO JORGE VAZQUEZ!”

Qué lindas palabras que no queríamos dejar de compartirlas. Gracias a Juan José Tramezzani quien nos dio una manito con las desgrabación. Y a Bettina, quien nos ayudó también con el mensaje de Vázquez al pueblo de Morón al asumir la Diócesis, que es el motivo de nuestro encuentro de hoy:

Cuál es el mensaje de Vázquez, qué siente que le dice el Espíritu a la Iglesia de Morón: ¡Alegría!

Alegría, porque somos pueblo de Dios y Dios se enamoró de nosotros. Alegría de gritar el Evangelio con la vida. Alegría de haber optado por Cristo, alegría de optar por una Iglesia pobre para los pobres, de optar por una Iglesia misionera. Alegría de llevar el gozo del Evangelio en el corazón.

Mons. Vázquez nos convoca a ser testigos de la alegría del Evangelio, sobre todo a los jóvenes, a los laicos, a quienes nos invita de una manera especial a la acción.

Y hace un llamado a la Iglesia de Morón a que en nuestra tierra nadie pase necesidad, pase hambre, convocando a ser creativos y acercar nuestras propuestas para la Jornada Mundial de los Pobres, el próximo 19 de noviembre:


Más fotos en Facebook

Sucesión Episcopal. Morón, 30/6/2017

ALEGRÍA

Homilía de Mons. Jorge Vázquez

“Aquí estoy. Hoy, es un día particularmente intenso para nosotros, para esta Iglesia amada de Morón, es un día intenso porque cumplimos 60 años, 60 años en que el Pueblo de Dios, el Santo Pueblo fiel de Dios que peregrina en Morón, hizo camino. Tantas cosas, tantos recuerdos que tienen ustedes, tantas historias. Es como que se concentra todo eso y además, empieza su ministerio el cuarto Obispo de Morón.

Es intenso también, porque hoy a la mañana asumió, el Obispado Castrense Mons. Santiago Olivera, y Santiago es de Morón.

Es un día intenso, 60 años de caminar en la fe, en la esperanza, 60 años con una historia rica, en un tiempo nuevo en la Iglesia que ya se insinuaba haya por el final de la década del 50. Tiempo nuevo de la Iglesia universal en la alborada del Concilio Vaticano II. Allí aparece de pronto un Papa al que llamaron de transición ¡Vaya de transición! San Juan XXIII impactó a la Iglesia y al mundo, especialmente con la convocatoria a un Concilio Ecuménico. Permítanme contarles la experiencia espiritual de Juan XXIII al convocar al Concilio. ¿Cómo fue? Dice que él estaba hablando con su Secretario de Estado, el Card. Tardini. Estaban hablando sobre la situación del mundo y la obligación de la Iglesia para ser luz y un gran ejemplo para este mundo. De pronto, dice el Papa Juan: ‘Nos iluminó el alma una gran idea y nuestra voz la expresó por primera vez, un Concilio. No lo había pensado hasta ahora, fue inspiración del Espíritu Santo, en una experiencia de consolación profunda que no tiene causa’.

Pues bien, nuestra Iglesia de Morón es hija del Concilio, nuestro primer Obispo don Miguel Raspanti participó del mismo, lo aplicó, se entusiasmó y se abrió al Espíritu Santo que nos primerea siempre y nos sorprende. El Obispo se preguntaba, decía, palabras más, palabras menos, ¿No nos damos cuenta de las consecuencias que traerá el Concilio? Lo importante será asumirlas.

La figura de Raspanti, de quien enorgullece sanamente ser uno de sus sucesores, está en el fundamento, en los cimientos de esta Iglesia, marcó su identidad, y sigue siendo fuente de inspiración y señalando rumbos ¿Cómo no recordar? sus palabras, su lema “Pan y Catecismo”. Hace 60 años él asumía, en un día como hoy, como primer Obispo de Morón. Hoy, ha querido la providencia que tome posesión de esta Diócesis como su cuarto Obispo. Puedo asegurarles que las circunstancias se dieron de manera tal, que sin planear nada y sin buscarlo, todo se acomodó para que así fuera. Para mí es un regalo enorme de Dios.

Podríamos preguntarnos a partir de la Palabra de Dios que acabamos de escuchar, qué es lo que el Espíritu dice hoy a la Iglesia de Morón. ¿Qué nos dice? ¿Qué le dice al Obispo? ¿Qué le dice a los curas? ¿Qué le dice a los diáconos, a los consagrados, a los seminaristas, a los laicos, al santo pueblo fiel de Dios, a los que están aquí y a los que no están? ¿Qué palabra? ¿Qué vivencia? ¿Qué desafío? La palabra, la vivencia y el desafío es: ‘ALEGRÍA’.


Más fotos en Facebook

La palabra es ‘alegría’, la escuchamos en la primera lectura y tenemos que escucharla así: ‘Grita de alegría Iglesia de Morón ¡Alegrate! Iglesia de Morón, porque sos pueblo de Dios y Dios se enamoró de Ti’. (Vayan a Deuteronomio 7, 7). Dios se enamoró de su pueblo. Y es lindo gustar esto, que Dios a pesar de nosotros mismos, está enamorado de nosotros, está enamorado de este pueblo, de esta Iglesia, y entonces tenemos un valor enorme. Cómo no vas a gritar de alegría Iglesia de Morón si el Señor, como dice el profeta, te renueva en su amor. Y ¿Qué es gritar de alegría? Es, no gritar como un loco, sino es el grito del heraldo que anuncia el Evangelio, la Buena Noticia. Gritar de alegría, es gritar el evangelio con la vida, empezando por el Obispo. Gritar el Evangelio con la vida implica opciones, para mí estas y para todos: Iglesia pobre para los pobres; Iglesia que hace una opción misionera, capaz de transformarlo todo.

Mi camino de Obispo, como dice mi lema, es ante todo un camino de discípulo – pastor. Yo escribía esto el día de mi ordenación cuando mi hermano Jorge Lugones me impuso las manos, en un día de calor tremendo: ‘Ser discípulo implica para el obispo llevar el gozo del evangelio en el corazón, la alegría del reino y la dicha de las bienaventuranzas, que lo configura de un modo particular con Jesús pobre, manso, limpio de corazón, misericordioso, con hambre y sed de justicia y abierto en la aflicción y las pruebas al consuelo de Dios. El obispo es así un hombre profundamente evangélico, testigo cercano y gozoso de Jesucristo Buen Pastor como dice Aparecida’. Estas palabras las sigo sosteniendo, no es que las viva, trato y quiero ser testigo de la alegría del Evangelio. El Obispo, después de todo, es el testigo del Resucitado, y si no tenés alegría, ¿Testigo de qué resucitado soy?

Iglesia de Morón: El Señor nos invita a la alegría, tenemos que atrevernos a vivirla, hacerla nuestra, convirtamos en acción la invitación de Francisco, a una nueva etapa de evangelización marcada por la alegría. La alegría tiene su raíz en la experiencia de sabernos incondicionalmente amados, porque Dios en su locura de amor por nosotros está contento, y como decía el profeta: Se alegra a causa de nosotros porque nos ama.

¿Por qué nos ama? Por esta cara bonita, no, porque nos ama, así de simple; nos ama y se acabó; y vos no hiciste nada para que te ame, y te ama. Y está contento y te quiere. Vamos a preguntarnos esto: ¿Cómo Dios puede alegrarse por nosotros llegando a perder la compostura como dice el profeta? Dice que Dios canta, hace fiesta, baila. ¡¿Dios?! ¡Un Dios que canta, que rompe la compostura! Y eso es el amor, es el que está loco de amor y eso es bueno. Tantas veces hemos renegado de los hermanos, tantas veces nos hemos ido de casa y hemos terminado prefiriendo la esclavitud a la libertad de los hijos. Hermanos solo nos queda a ustedes y a mí rendirnos ante el misterio y creer en el amor, porque solo el amor es digno de fe. Abriéndonos al amor loco del Padre, brotará entonces una alegría particular, la alegría del Padre que va a generar la alegría de ser hermanos y de ser pueblo.

Podremos caminar juntos y construir la comunión que se hará concreta en el compartir como escuchamos en la segunda lectura. Así partiremos el pan con alegría en la familia, en la comunidad, en el presbiterio, en el barrio, en la sociedad. Queridos hermanos, hace falta que partamos el pan con alegría para que nadie pase necesidad y nadie se muera de hambre. ¡Y cuántas hambres hay! No solamente el hambre material, que también nos toca.

No temamos, como dice el canto, al escándalo de compartir para que nadie se muera de hambre en la patria bendita del pan. La alegría de compartir el pan de la eucaristía, que es el pan por excelencia, nos va a abrir a la sociedad, al mundo en el que vivimos, a la caridad de nuestro país, en especial de nuestro conurbano para hacernos cargo de la pobreza que clama al cielo, por eso invito ya a toda la Iglesia de Morón a preparar la celebración de la primera Jornada mundial de los pobres el 19 de noviembre de 2017, para convertir en signos concretos nuestra opción por los últimos y los mas necesitados; vamos a tener que usar la imaginación, a ver ¿Qué hacemos? seamos creativos, pensemos !Se aceptan todas las sugerencias!

La experiencia de amor y el compartir que se abre a la alegría, se convierte por fin en misión. Iglesia de Morón, abrí tus oídos, abrí tu corazón, abrí tus ojos, salí de todo ensimismamiento ¡Es urgente! ¡Este es el momento! El resucitado nos envía: Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos (Mt. 28, 19). No tengamos miedo ¡Él está!


Más fotos en Facebook

Quiero invitar especialmente a los jóvenes que son un verdadero tesoro de esta Iglesia, que vayan, que salgan, que lleven la alegría a todos los chicos y chicas, que derriben muros y construyan puentes. Comprométanse a renovar la sociedad tan individualista, a veces y tan hipócrita. Anímense, en la alegría de Jesús está el sentido de la vida. Y lo mismo a todo el laicado, se lo pido especialmente. Que esta sea de verdad ‘la hora de los laicos’, que los laicos hagan que la fe sea cultura, que hagamos todos, un mundo más humano donde se termine eso de que el hombre es un lobo para el hombre y que a veces lo vivimos así.

A todos, como lo dije al comienzo y lo repito siempre ¡Caminemos juntos! Caminemos con el pueblo, caminemos como pueblo y caminemos con este pueblo de Morón. Me comprometo a profundizar día a día esta realidad del camino. Morón es el camino, nosotros celebramos el día de la Virgen del Buen Viaje, el día del camino, el 5 de octubre. Tenemos mucho que ver con el camino y tenemos que ver con ese camino que se fue abriendo hacia la patria grande. Por aquí pasaban y aquí estaba la Virgen en la ermita, y sigue estando, y nosotros seguimos caminando. Dice el Papa Francisco: ‘La Iglesia no es otra cosa que el caminar juntos de la grey de Dios por los senderos de la historia, que sale al encuentro de Cristo Señor’.

Debemos ser cada día más una Iglesia sinodal. Una Iglesia que camina, en la que vamos caminando juntos construyendo la Iglesia. Así somos un pueblo que no está quieto, que avanza, que peregrina.

Dice Francisco: ‘La Iglesia es una pirámide invertida, la cima se encuentra por debajo de la base. Por esto, quienes ejercen la autoridad se llaman ministros, porque según el significado originario de la palabra son los más pequeños de todos’. Nosotros (obispo, presbíteros, diáconos) abajo, no arriba, abajo. El santo pueblo fiel de Dios nos enseña muchas cosas.

En este mensaje a raíz de los 50 años de la creación del Sínodo de los Obispos, Francisco comienza a desarrollar esto de la Iglesia Sinodal, Iglesia de caminar juntos, todos, y donde la realidad fundamental es el bautismo. Todos somos bautizados, Francisco dirá también que ninguno de nosotros obispos, curas, entró a la Iglesia como obispo, como cura ¡Sino como laico!

También la región está invitada a hacer un camino sinodal, pero creo que tenemos que profundizarlo cada vez más ¡Podemos caminar juntos! Caminar juntos este gran Buenos Aires, este Buenos Aires tan parecido en todos lados ¡Podemos compartir tantas cosas!

Al asumir el pastoreo de esta Iglesia, les quiero decir con toda sinceridad: Conmigo no empieza la historia. A veces cuando nos dan una misión, en parroquia, en la Diócesis, lo que fuere, pensamos que la historia comienza con nosotros y yo estoy convencido de que no. No comienza, es más, yo asumo esta historia.

Dejé mi tierra y me lo dijeron, y vaya si me lo dijeron: ‘Esta es tu tierra’. Y así es, esta es mi tierra y yo tengo que nacer de nuevo.

Estoy al frente de ustedes. Pero estoy ‘con’ ustedes, compartiendo con ustedes. No tengo libreto, sólo dos cosas que me quedaron grabadas. Un viejo cura me dijo: ‘Jorge, andá a Morón y sé como sos’, y así vine. Y un Obispo también me dijo: ‘No dejes nunca de sonreír’. Si lo hago, preocúpense por mí. ¡No dejes nunca de sonreír!”

Descargar la Homilía en WORD

 

 

 
 
Instituto Sagrado Corazón
 

 

 

 

 

*DESDE EL CORAZÓN*

AL OBISPO EMÉRITO LUÍS GUILLERMO

“EN LA SOLEDAD DE LA CÁTEDRA”

Te veo parado en el centro del Altar. Tú figura, como siempre, sobresale del resto. No porque tengas puesta la mitra, sino porque tu solemnidad, hace que parezcas más alto, a pesar de tu propia altura. Y tus brazos extendidos, tan largos, cómo para alcanzarnos a todos en un abrazo de padre amoroso, queriendo acoger a sus hijos.

Te veo y te veo tan grande… Y sin embargo, tan sólo al mismo tiempo… Diría: “En la soledad de la Cátedra”. La soledad desde tener que ser siempre el más fuerte, el más predispuesto, el primer pastor, el primer catequista, el primero en todo de la Iglesia particular de Morón.

Sé bien, ésta es la tarea que el Señor te encomendó, pero ciertamente ¡Cuánto de tú vida has entregado a lo largo de éstos años, y cuánto se ha afectado tu salud por amor a Dios y a los hermanos!

Hoy quiero darte las gracias, no a modo de despedida, porque siempre estarás en nuestros corazones. Quiero decirte gracias, por enseñarnos a seguir un camino de crecimiento en la fe, un camino de espiritualidad, un camino que no se puede enseñar en los libros, un camino que se transmite cuando primero se lo ha transitado.

En algún momento, los hijos hacemos llorar a los padres. Seguramente, desde la soledad de la Cátedra, has llorado a causa nuestra. Por todo esto, te pido perdón. Perdón por nuestras desobediencias, por nuestras faltas de amor… Perdón porque sos el primero en brindarnos consuelo. ¿Y, vos? Vos que das consuelo a tantos ¿Cuál será la hora de tu consuelo? Ya llega de la boca de Jesús: “Felices los que lloran porque recibirán consuelo”.

Y yo te digo:
“Feliz de vos, por haber entregado tanto, sin esperar recompensa”
“Feliz porque tu sacrificio es agradable a los ojos de Dios”
“Feliz porque tú sufrimiento no ha sido en vano, porque pusiste tu confianza en el Dios Vivo, Dios del Amor”.

Por ello, tú confianza no será defraudada, como nos dice Jeremías:
“¡Bendito el hombre que confía en el Señor y en él tiene puesta su confianza! Él es cómo un árbol plantado al borde de las aguas, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme cuando llega el calor y su follaje se mantiene frondoso; no se inquieta en un año de sequía y nunca deja de dar fruto”.

Así te veo, padre, como ése árbol plantado al borde de las aguas, el que a pesar de las inclemencias del tiempo se mantiene firme y erguido.

Sabías, el Señor te envió como cordero en medio de lobos, no obstante, sanaste a muchos enfermos anunciando el Reino, y todo lo hiciste para gloria del Señor. Entonces, el Señor te responde “Lo que has sufrido en la carne ha roto con el pecado. Porque el que sufre en la carne está libre de pecado, para vivir el resto de su vida mortal, no según los deseos humanos, sino según la voluntad de Dios”.

Rezo por tu salud, padre. Y confío en la eficacia de la oración, como dice la Escritura: “La oración que nace de la fe, salvará al enfermo, el Señor lo aliviará, y si tuviera pecados, les serán perdonados”.

Tanto nos enseñaste a buscar en la Palabra lo que Dios dice y nos dice, que no puedo separar mis palabras de la Suya, claro está, salvando las distancias.

Por otra parte, también nos enseñaste a hacer una devolución de lo que recibimos en los encuentros catequísticos. He aquí mi devolución por toda tu enseñanza.

Quiero darte las gracias, por enseñarme a ser agradecida. Recuerdo aquel día cuando nos leíste la lectura de los diez leprosos. Los diez habían llegado con la esperanza de la curación, pero a uno sólo se le dijo: “Tu fe te ha salvado” Fue aquel que dio gracias a Dios.

Seguramente sean muchos los agradecidos por tu ministerio en Morón, por éste motivo, me uno a todos los agradecimientos.

Gracias a Dios por curar mi lepra, o al menos parte de ella, a través de tu enseñanza, que no es otra que la enseñanza de Jesucristo. Cada vez que alguien te hace preguntas sutiles, o que puedan herir susceptibilidades; tu respuesta es: “Busquen en la Escritura lo que dice Jesús”. Me quedo con ésta frase tuya, padre. Dios siempre tiene una respuesta para nosotros, aunque, no siempre entendemos lo que nos quiere decir, producto de nuestra ceguera espiritual.

Vos me enseñaste a rezar con la Palabra, citaste la frase de San Ambrosio que caló hondo en mi corazón: “Cuando oramos hablamos con Dios, pero cuando leemos su Palabra, es Dios quien habla con nosotros”
¡Gracias querido padre Luís Guillermo! Dios te colme de bendiciones y nuestra Madre, Señora del Buen Viaje, te guarde siempre bajo su Manto de protección.

Mi saludo afectuoso en Cristo Jesús.

Graciela Juárez

 


 

 

 
 

 

 

 

 

Cancillería

Nombramientos y decretos

DELEGADO EPISCOPAL PARA LA
OFICINA DE PRENSA Y COMUNICACIÓN

Viendo que a su llegada a la Diócesis encontró en su historia y sus riquezas una Oficina de Prensa y Comunicación con un grupo generoso de laicos abocados a esta tarea; y que en los tiempos actuales, donde las informaciones se transmiten a tanta velocidad por medio de las redes sociales, la televisión, las frecuencias de radios, los medios gráficos y diversos medios, que los mencionados medios son eficaces para comunicar la variedad de actividades y noticias de nuestro Obispado, de tantas comunidades, de parroquias, capillas, colegios e instituciones diversas en su quehacer misionero y evangelizador; que el Boletín Diocesano debe ser puesto al día en sus publicaciones de documentos, decretos, balances y efemérides de nuestra Curia.

Y considerando la necesidad de contar con quien se encargue de presidir en mi nombre esta importante tarea de acompañar el Área de la Comunicación en general de nuestra Iglesia de Morón y las cualidades tanto sacerdotales y pastorales, sumada la vasta experiencia de estudio y preparación que posee el Sacerdote elegido para este servicio en los medios de comunicación, Mons. Jorge Vázquez designó al Pbro. MARTÍN ERNESTO BERNAL ALONSO como Delegado Episcopal para la Oficina de Prensa y Comunicación del Obispado de Morón, con todos los derechos y obligaciones inherentes al cargo, el pasado 13 de julio.

Mons. Vázquez solicita al Padre Martín que sepa evaluar la situación de la Oficina de Prensa, las actividades de los voluntarios; que realice una auditoría de los medios económicos y lo que considere necesario para continuar con la rica marcha de la comunicación diocesana y de la Iglesia en general; y le agradece que haya aceptado de buen grado y con disponibilidad esta tarea que le encomienda, con el deseo que, en su modo evangélico de ser y de actuar fomente la cercanía, la estima y la apertura de todas las comunidades diocesanas para una eficaz comunicación.

_______________________________________________

 

 

CAPELLÁN DEL CEMENTERIO
PARQUE DE HURLINGHAM

Viendo la necesidad de proveer la delicada atención de la denominada “Pastoral del Duelo” en el Cementerio de Hurlingham; y considerando tanto la disponibilidad como las condiciones humanas y sacerdotales de quien ha elegido para prestar este servicio, Mons. Jorge Vázquez designó el 13 de julio al Presbítero DIEGO GABRIEL PERÍN, Capellán del Cementerio reconocido como “Parque de Hurlingham”, con todos los derechos y obligaciones inherentes al cargo.

Mons. Vázquez le recuerda al Padre Gabriel que la atención pastoral de tantos hermanos que pasan por la experiencia de perder un ser querido merece una fina atención y delicadeza pastoral y es una oportunidad no solo para encomendar a sus familiares difuntos a la misericordia infinita de Dios, sino también para anunciarles la esperanza que depositamos los cristianos en la muerte y resurrección de Jesucristo, el Señor.

___________________________________________

 

 

JURAMENTO DEL SECRETARIO CANCILLER

El 6 de julio, el Pbro. José Luis Guglielmo inició sus actividades en la Curia como nuevo Secretario Canciller, previo juramento de desempeñar fielmente su oficio y de guardar secreto, en la Capilla de la Curia. Mons. Vázquez invitó tanto al P. Guglielmo como al resto del personal del mencionado organismo diocesano, a caminar juntos y trabajar mancomunadamente.

Los nuevos días de atención de la Cancillería, son los martes, miércoles y jueves, en el horario habitual de 9.00 a 12.00 hs.


Más fotos en Facebook

 

 

 
 

 

 

 

 

Parroquia Madre de Dios
Nightingale 1090, Bº El Progreso, Villa Tesei - 4459‑3136

29 de junio de 2017

40° ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN
CANÓNICA DE LA PARROQUIA

El 29 de junio, la comunidad parroquial de Madre de Dios, de Villa Tesei celebró los 40 años desde su creación, con la bendición de la imagen del Santo Cura Brochero de manos del Párroco, Pbro. Ariel Consoli. La imagen ya está entronizada, siendo los niños de catequesis los padrinos. Desde el 16 de marzo de este año, fecha festiva del Cura Brochero, la comunidad cuenta con una reliquia del Santo Cura Argentino.

Madre de Dios tiene cuatro comunidades hermanas que también estuvieron de festejo: Cristo Obrero, Nuestra Señora del Camino, San Martín de Porres y Purísimo Corazón de María.


 

 

 

 

 

 

 

COMISIÓN EPISCOPAL DE COMUNICACIÓN

COMUNICAR CONFIANZA Y
ESPERANZA EN NUESTROS TIEMPOS

Seminario de Delegados
Diocesanos de Comunicación

Los días 7, 8 y 9 de Julio se realizó en la sede de la UATRE en Capital Federal, el Seminario para Delegados de Comunicación de las Diócesis de la Argentina, organizado por la Comisión Episcopal de Comunicación Social.

Fue presidido por el Presidente de la Comisión, Monseñor Santiago Olivera, y estuvo acompañado por Monseñor MIguel Ángel D´Annibale, Monseñor Alfonso Delgado y Monseñor Gabriel Barba, todos miembros de la Comisión. Hizo llegar su saludo Monseñor Rubén Martínez quien presidía en su diócesis de Posadas la celebración por el 60° aniversario de la creación de la misma.

El Seminario estuvo inspirado en el mensaje del Papa Francisco para la Jornada de las Comunicaciones Sociales. "Comunicar confianza y esperanza en nuestros tiempos".

Participaron 71 delegados de 36 diócesis de la Argentina. Se destaca la presencia de nuevos delegados y jóvenes con mucho entusiasmo para la tarea de animar la pastoral comunicacional.

Al comenzar el encuentro Esteban Pittaro miembro del DECOSOC (Departamento de Comunicación social) presentó una investigación sobre el impacto de las noticias de la Iglesia en la opinión pública. Luego, distintas diócesis contaron experiencias de gestión de la comunicación para acompañar la presentación.

Durante el día sábado y en distintos paneles se profundizó el mensaje del Papa y junto a los participantes, distintos panelistas reflexionaron sobre la confianza y esperanza para comunicar en el mundo de hoy. Los comunicadores también resaltaron la necesidad del fortalecimiento de la identidad cristiana del comunicador.

Estuvieron presentes en los paneles: Silvina Oranges, Verónica Toller, Santiago Farrel, Mariano de Vedia, Hernán Capiello, Juan Martín Ezratti, Tito Garabal, Sergio Rubin, Alberto Roselli e Isabel Gatti. Fueron moderados por los Presbíteros Martin Bernal, Máximo Jurcinovic y por Roberto Dabusti.

El domingo a la mañana hubo lugar para reuniones de regiones pastorales y el Seminario culminó con la celebración de la Misa que presidió Monseñor Alfonso Delgado, Arzobispo Emérito de San Juan. En la misma pidió a los comunicadores seguir aprendiendo y escuchando. Y todos rezaron por la Patria en el día de la Independencia.

Al finalizar el Seminario, Monseñor Olivera manifestó su gratitud por lo compartido y vivido en el encuentro. Además expresó el deseo de la Comisión de caminar hacia un Congreso Nacional de Comunicadores Católicos, en el año 2018.

 

 

 

 

 

 

CURSOS Y CAPACITACIÓN PROFESIONAL

 

Taller de FOTOGRAFÍA
 DIGITAL
    
¡Aprendé con nosotros!

¡COMENZAMOS EL 2 DE AGOSTO!

 

Organizado por la Delegación de Comunicación Social de la Diócesis

 

Informes e inscripción: De lunes a viernes de 9.00 a 12.00 hs. Tel: 4629-3143

O por email: obmoronprensa@gmail.com

___________________________________________________________________________

 

DELEGACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL - DIÓCESIS DE MORÓN

Delegado: Pbro. Martín Bernal

 

Oficina de Prensa del Obispado de Morón

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

Sr. Fabián Parodi

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE, HOTMAIL y OUTLOOK, no marcar este correo como CORREO NO DESEADO, porque de hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ

 

«La palabra Comunicación proviene del latín communis que significa común.
Tanto el latín como los idiomas romance han conservado el especial significado
de un término griego, el de "KOINONIA".

Comunicación era “poner en común”, “participar en”, “partir con”.
De ahí, que comparta raíz con palabras como “comunidad, comunión, compartir”.»